30 años del eclipse en G-Shock


¿Os imagináis que este año Casio no hubiera lanzado ningún G-Shock? Más aún: ¿os imagináis que el próximo año lo hagan, y no lancen ningún modelo nuevo? Impensable, ¿verdad? Pues hace treinta años fue así. El año que viene se cumplen treinta años, en efecto, del primer -y único- año en que G-Shock no lanzó modelo alguno nuevo. Fue en 1986, un año en que aún los W-24, W-26 o DW-1000 triunfaban y campaban a sus anchas, y en donde G-Shock aún continuaba en la cuerda floja entre sobrevivir o desaparecer.

Un año atrás, en 1985, Casio había lanzado al mercado su primer Mudman, el DW-5500 (este 2015 se están cumpliendo los 30 años de los Mudman, por cierto, así que felicidades a todos sus seguidores y aficionados). Era el segundo intento por parte de la firma japonesa en hacer "digerible" el reloj con apariencia "plasticoide" pero con virtudes y facultades propias de los relojes de más renombre de la época (y más robustos que todos ellos, aunque al principio nadie se lo creyera). De ahí que se le denominara como G-Shock II (y con esa leyenda escrita lucía su frontal).




En un intento también por intentar añadir más público a los G-Shock, Casio estrenaba en 1985 los DW-5400, de caja circular, tras los intentos fallidos de relojes resistentes también a las bajas temperaturas para G-Shock (el hoy buscadísimo WW-5300) y después lo haría con el modelo más pequeño (el DW-500) respondiendo a las quejas de muchos usuarios de que el G-Shock era insufrible porque molestaba un mundo en la muñeca por su tamaño (¡si vieran los modelos que se estilan hoy!).

G-Shock seguiría con sus más y sus menos probando modelos, hasta que dieron con la tecla con modelos tan famosos como los DW-6900, que batirían récords de ventas en Estados Unidos.


Sin embargo el punto de inflexión de G-Shock, para algunas opiniones y por aplastante obviedad, fue el DW-5600. Aparecido en 1987, supuso un paso muy importante para G-Shock: por fin un organismo gubernamental independiente "certificaba" su dureza y resistencia, y éste fue ni más ni menos que la NASA, aprobándolo para sus operaciones espaciales. Fue el que motivó todo lo demás y el que de verdad -si Casio llegó a pensarlo de manera seria en algún momento- hizo que se replantearan los japoneses el eliminar a la línea G-Shock como tal. ¿Cómo prescindir de un reloj con calificación NASA? Pero el DW-5600 fue más allá. Cerraría el círculo de los relojes con caja rectangular, y a partir de ese momento G-Shock vivió una explosión de relojes con caja circular (AE-500, DW-6000, DW-6100...) y octogonal (AW-550, DW-5900, DW-6200...). Supuso también la creación del G-Shock "por antonomasia", el que pervive en nuestro subconsciente colectivo, y el que abriría el fuego para ver a G-Shock como "algo más" que una marca, como un modelo capaz de crear status por sí mismo, dejando de lado la simpleza de un reloj de plástico barato.

1986 fue el año de la escasez absoluta para G-Shock. Fue algo tan excepcional que, a partir de entonces, en todos los años sucesivos de existencia de la marca, no hubo ni un solo año en que Casio no lanzara un producto nuevo, lo que nos deja bien claro y da a entender el dramático momento que vivía la marca entonces. Pero de aquella penuria, de aquel año de auténtica lucha por sobrevivir, emergería el DW-5600 que le daría vigor, lustre y cuerpo a la marca. También le daría imagen, y aunque ahora el DW-5000 sea considerado el G-Shock como paradigma -debido a que fue el primero-, sin el DW-5600 aquél no sería nada.


Aunque luego veríamos a muchos de los astronautas luciendo modelos G-Shock (GW-300, Mudman G-9000...), los DW-5600 tienen récords aún nunca superados hasta el día de hoy: muchos relojes fueron aprobados por la NASA para usos orbitales, pero sólo cuatro en el mundo lo son para viajes espaciales, y entre ellos se encuentra un solo G-Shock, el DW-5600C. Por otra parte, el DW-5600 es el único reloj en todo el mundo, y en toda la historia de la relojería, en tener dos versiones aptas para usos en naves espaciales, el DW-5600C y el DW-5600E. No hay ningún reloj, ninguno, que tenga semejante historial.


Curiosidades:
- El astronauta Donald Pettit tuvo que reparar en órbita su reloj Omega usando partes de un Casio que tenía un compañero de la tripulación.
- No solo la resistencia fue tenida en cuenta, el módulo flotante y la autonomía de diez años de duración fueron características vitales para que el DW-5600 fuera aprobado por la NASA.
- Aunque el DW-5000 sea considerado hoy como reloj también apto para uso espacial, la realidad es que la NASA nunca testó ese modelo. El DW-5600 fue la evolución que recogió toda la experiencia obtenida por Casio con los G-Shock precedentes, ya que en aquel momento eran modelos inéditos tanto en concepto como en construcción. Se puede considerar por tanto al DW-5600 como la cúspide y representatividad de G-Shock por antonomasia.
- Los DW-5000 y DW-5600 no incorporaban el mismo módulo. Los DW-5600 llevaban un módulo mejorado (el 691 con calendario pre-programado, que sustituía al 240), con la misma autonomía oficial de 7 años, que era fácilmente extensible hasta los diez sin el uso de la iluminación ni de las funciones avanzadas, cumpliendo el objetivo inicial en el pliego de condiciones del "Triple +10" de G-Shock (caída a una distancia superior a diez metros sin daños en el módulo, más de 100 metros de resistencia al agua, y más de diez años de duración de pila).
- Una anécdota para la historia: con el éxito del DW-5600 Casio se olvidaría para siempre del "G-Shock II". Ningún modelo volvería a lucir semejante texto, y menos aún ninguno llevaría el apelativo de "G-Shock III" ni despropósitos parecidos. Solo mucho tiempo después, muchísimo, se atreverían en Casio a "modificar" el apelativo G-Shock con MR-G, MTG, o Master of G, pero siempre bajo el paraguas de la marca G-Shock como principal.


| Redacción: Zona Casio

11 comentarios:

  1. Lastima que Casio fue tan mal agradecido con ese reloj y lo borró para siempre de la faz de la tierra. 1996, año fatídico para los amantes del concepto original del reloj G Shock, nada volvería a ser igual después de ese año negro.

    ResponderEliminar
  2. Yo no me aclaro con eso de los módulos flotantes. En los catalogos de Casio dicen que sí, en otros sitios que no, vosotros en Twitter decís que sí, ¿en qué quedamos?

    ResponderEliminar
  3. Me refiero a que si los relojes de ahora lo incluyen o no, ¿si me compro un G-Shock ahora trae módulo flotante o no?

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Los Casio G-Shock empezaron a triunfar casi por obligación en la década de los 90´ cuando Casio fue matando y haciendo desaparecer a los excepcionales relojes de la serie DW Heavy Duty.

    En el año 1986 que no salió ningún G-Shock el reloj de moda y que no tenia nada que envidiar a estos era el contundente DW-300 – 310 de 300M WR, de la película El Sargento de Hierro de Clint Eastwood, por aquellos años 80´ se veían pocos G-Shock quizás por el precio que tenían y por la buena fama y el éxito que venían cosechando relojes tan increíbles y populares como los DW-200-210-240…. Con los DW HD no tenían nada que hacer los G-Shock ni por precio, ni por estética.

    Mí reloj favorito del catalogo actual de Casio es el DW-5600E aunque estéticamente no es de mí estilo, demasiado tosco, prefiero la estética de los relojes Ochenteros DW HD, pero a pesar de todo este modelo mantiene la esencia de los buenos relojes que se hacían antaño y además este modelo tiene mucha solera a sus espaldas, otro reloj venido a menos pero que me encanta es el DW-5500C con un diseño impresionante cuando lo ves puesto en la muñeca, es el reloj que llevaba Arnold Schwarzenegger en la película The Running Man, yo prefiero claramente el diseño de los primeros G-Shock de los 80´.

    ResponderEliminar
  6. Ebes, modelos como el GW-2500 (reloj carísimo) no tienen módulo flotante, de hecho da bastante pena, de adentro no parece un g-shock, no tiene nada que envidiarle a un DW-290. Otro moderno que desarmé fue el G-1000, pero no recuerdo. G-741D-1AVDR, DW-003, DW-8600 como ej sí que lo traen flotante.

    Respecto de la certificación NASA, tengo varios sentimientos encontrados y dudas:
    1- Es "algo útil" o es toda una mentira recontra marketinera y si voy al espacio con cualquier reloj de moda también sobrevivirá? Al fin y al cabo los astronautas la pasan dentro de la nave en condiciones similares a las de la Tierra, aunque sin gravedad, o quizá sea una burrada lo q digo.
    2- Supongamos que sea algo cierto, creo no lo aprovecharon, como sí lo hizo Omega con su Speedmaster. Aficionados y no-aficionados, no creo ni que se imaginen que un Casio (leáse despectivamente, como se los suele tratar), esté certificado por la NASA. Esa certificación está a mano en algún lado, con evaluaciones técnicas?
    3- Increíble y lamentable que el DW-5600C no se fabrique más!!!
    4- Me gustaría saber más acerca de la anécdota del astronauta Donald Pettit que tuvo que reparar en órbita su reloj Omega usando partes de un Casio que tenía un compañero de la tripulación... Era aficionado a los relojes? Porque por mas que trabaje para la NASA, no tiene por qué saber de relojes, y llevaron herramientas pensando en los relojes? Y qué parte de un Casio de cuarzo le habrá servido a una Omega mecánico (siempre que se refieran al Speedmaster).


    ResponderEliminar
  7. En nuestro Twitter hemos colgado una foto de Donald Pettit reparando su Omega, es el único documento gráfico que hemos encontrado.

    Por supuesto, si cualquiera de nosotros se llevara al espacio un reloj de cualquier otra marca, o un simple F-91, seguramente no habría mayor problema y el reloj seguiría funcionando igual. La certificación NASA ahora mismo no tiene mucha importancia, pero la tuvo en su momento y fue una de las evaluaciones que ayudó a que los G-Shock fueran considerados como tales. No hay que olvidar que los relojes G-Shock nacieron y presumían de eso, de su resistencia. Y eso también ayudó a que muchos astronautas usaran relojes G-Shock (de cualquier otro modelo, no tiene por qué ser el DW-5600) para sus viajes espaciales.

    Es como decir qué importancia tiene un reloj G-Shock Triple G, ¿cuándo nos vamos a subir nosotros a un caza a reacción para probar semejante resistencia? Y aunque lo hiciéramos, estoy seguro que un W-59 de 30 euros también sobreviviría a esas fuerzas, y seguiría funcionando. Pero sin embargo los Triple G existen, y muchos se pelean por ellos. Puede que para algunos no sirva de mucho este tipo de calificaciones u homologaciones, pero ahí están y sí que hay muchas personas que les dan valor. También muchos G-Shock resisten los 200 metros de inmersión, pero no todos son divers. Podíamos seguir así un buen rato y no acabaríamos, pero el hecho es que estas certificaciones sí valen, y si ahora en los DW-5600 perdieron bastante de su sentido, en su momento ni mucho menos fue así.

    ResponderEliminar
  8. Yo encontré este video (después de haber escrito), de Donald Pettit arreglando un Omega X-33 (el ana-digi cuarzo), espántense tiene tapa a tornillos!!! https://www.youtube.com/watch?v=bkwTVxdE23A

    ResponderEliminar
  9. Sergio, lamentablemente esa descalificacion despectiva hacia los Casio es algo que está en el subconsciente colectivo y no creo que cambie. Una vez le dije a un amigo que el Dw 5600c que tenia puesto había sido aprobado por la Nasa, y me contestó que si "era de uno de los cohetes que explotaron? ". Triste.

    ResponderEliminar
  10. Más concretamente "será del cohete que se estrelló, y me enseñó la papelera para que lo botara. Me sentí indignado.

    ResponderEliminar
  11. Para EBES:
    Casio Baby-G MSG-551 Módulo flotante http://i64.tinypic.com/r0qz48.jpg

    Casio G-Shock GW-2500, nada de G-Shock, nada de módulo flotante! Vean esa oreja que sostiene a los botones y máquina, una porquería, da pena, y ni hablar del acumulador CTL-920!!! http://i63.tinypic.com/2s6wo0m.jpg http://i64.tinypic.com/1zyvmuu.jpg http://i67.tinypic.com/2mf1amp.jpg (Click en la foto y click en view raw image para verla en tamaño orig). Es un reloj que siempre me gustó mucho, pero con los problemas del acumulador y al verlo por dentro, se ganó todo mi odio.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...