Su forma de medir el tiempo no es la misma que la nuestra


No se si recordáis -los que sois de España seguramente sí- aquella publicidad que hace ya muchos años aparecía en todas las tiendas y anuncios de la extinta compañía Amena (hoy Orange, aunque la han relanzado como Amena.Com por Internet). En ella se publicitaba un pack de teléfonos móviles Alcatel, con el gancho: "habla gratis para toda la vida". Yo siempre que lo veía me daba cierto resquemor, porque sabía muy bien -todos lo sabemos- lo que entienden ese tipo de compañías con eso de "para toda la vida". Y es que sus "para toda la vida" no es el "para toda la vida" que tú crees. No es el "para toda la vida te amaré" que le dice la madre a un hijo, o unos abuelos que han pasado su vida juntos y enamorados (algo cada vez más escaso, por cierto) se repiten entre ellos cuando se miran a los ojos.

Para este tipo de compañías el "para toda la vida" habría que completarlo con: "para toda la vida que pueda estrujarte el dinero". O "para toda la vida que pueda sacarte algo de beneficio".




No son los únicos. Vuelvo al mundo de las bicicletas porque también ahí (donde por desgracia abunda tanta mentira) hay mucho que cortar. BH tiene, por ejemplo, una garantía "de por vida" para sus cuadros que si lees la letra pequeña te encuentras con la sorpresa que para ellos -los propios que, para más inri, las venden- su vida es bastante corta. Vamos, ni que fuera la vida de un periquito. Entre las condiciones que hay que cumplir para poder hacer uso de tan "generosa" garantía hay una que es lapidaria. Y dice:

- Limitado a 10 años que es la duración de una bicicleta.

O sea, que el "para toda la vida" se ha quedado ahora en diez años. A no ser que ellos consideren que los que compren sus bicicletas van a vivir solo diez años (bueno, si son señores de noventa años tal vez acierten...).

Hay muchos más ejemplos de por qué en muchas ocasiones las compañías, en lugar de intentar atraer con medias-verdades (que ya sabéis que son la manera más absurda de contar mentiras completas) estarían mejor calladas. El último ocurrió ayer mismo, cuando TomTom lanzaba en España su modelo de navegador para camiones y vehículos de transporte, el TomTom Trucker 5000, con actualización de mapas "sin coste alguno" y "de por vida". Claro que lees la letra pequeña y el "de por vida" resulta que es mientras el dispositivo tenga actualizaciones, cuando éstas se acaben (cuando el fabricante ya no te lo pueda exprimir más), la vida del aparato se terminará. Por lo tanto da igual que el aparato te dure cinco, diez o treinta años. Igual se queda obsoleto al segundo año y les conviene más sacar otro para seguir obteniendo beneficios.


Volvemos, por tanto, a lo mismo que mencionábamos el otro día sobre si merece la pena todo esto, si de verdad queda algo en este sociedad de lo que te puedas fiar, que no traten de engañarte, y si no sería mejor en lugar de comprarte un navegador de "tropecientos euros" con "actualizaciones de por vida", casi mejor sería comprarte una brújula, un buen mapa, y de las actualizaciones, si eso, ya te encargas tú. Porque para ofrecer ese tipo de garantías casi mejor no ofrecer nada.

Y es que el tiempo, el tiempo actual, no el que marca nuestro reloj, sino el tiempo que han querido imponernos, es cada vez más corto. Sí, cada vez hay más dispositivos que te ayudan a hacer las cosas más rápidas y mejor, pero como puedes hacer más en menos tiempo, al final harás muchas más cosas, tendrás más trabajo, y acabarás teniendo el mismo poco tiempo para ti pero encima con más estrés y acabarás más agotado.


¿Qué conclusión sacamos de todo esto? Que en el mundo moderno la consideración del tiempo es manejada según le convenga a sus intereses. Nos podemos dejar engañar, influenciar o manipular, pero desde aquellos años en los que un industrial descubrió que si atrasaba el reloj de la fábrica unos minutos podía hacer que sus operarios trabajasen gratis para él un buen tramo de tiempo al mes, nada ha vuelto a ser lo mismo. Cierto que luego los trabajadores empezaron a poder comprarse relojes, y esa argucia se volvió imposible, pero el fondo del asunto es el mismo: tratar de hacerte creer que te ofrecen algo extra, cuando son ellos los beneficiados. Como esos anuncios de los bancos donde te ofrecen seguros gratis por varios meses, o realizar ciertas operaciones sin comisiones. Tranquilo, ya lo sacarán por otro lado. Regalar, lo que se dice regalar, no lo van a hacer. Realmente el regalo se lo vas a dar tú a ellos, no al revés.

En relojería también se engaña, no creas que no. Se habla normalmente de calendarios permanentes, cuando realmente no lo son, pero vende más si te ponen en la publicidad que sí lo es. A mí siempre me repatea bastante cuando veo a marcas -hay varias que lo hacen- publicitando sus calendarios con caducidad de un siglo, como si fueran calendarios perpetuos. O -dicen- calendarios que nunca hay que tocarlos. Por eso me agrada que en Casio pongan siempre la caducidad del calendario, aunque sea -como normalmente lo son- hasta el año 2099. En el año 2099 no creo que ninguno de los que estamos aquí, leyendo esto, estemos en pie, por lo que Casio podría poner perfectamente la coletilla de "calendario para toda la vida". Pero no lo hace, porque no es. Y si ni siquiera la tecnología permite un calendario para toda la vida, ¿cómo iba a permitir que tengamos perdurable un navegador, un teléfono o una bici, durante tanto tiempo? Seamos serios.


Porque en durabilidad, lo que se dice durabilidad, a mí dejadme con un DW-5000 con módulo flotante y caja inquebrantable de puro y duro acero, y todas las garantías de por vida para quien las quiera. Por desgracia ese tipo de modelos ya no se volverán a repetir, salvo en ocasiones muy especiales como en el treinta aniversario de G-Shock. Y aquellos que han conseguido hacerse con uno, que lo cuiden porque es algo que no se repite a menudo. Al menos, en los engañosos y perversos tiempos en los que nos ha tocado vivir.

| Redacción: Zona Casio

7 comentarios:

  1. Me encontré exactamente lo mismo cuando hablaba de las Eastpak. Por lo visto es algo legal.

    De por vida quiere decir, hasta que te mueras. Ahora imaginemos que se consigue alargar la vida a 300 años, por un salto científico revolucionario. Los productos no estaban pensados para aguantar 300 años, así que al final, las compañías tendrían que ir dando productos gratis durante esos 300 años.

    En mi opinión todo lo que no sea obsolescencia programada es razonable. Es decir, hagamos las cosas lo mejor posible, y seamos sinceros. Probablemente no necesito que un Collection me dure 50 años, pero tampoco es justo que a los 2 años la resina cromada se desprenda.

    ResponderEliminar
  2. Yo iría mas allá. Admito que un Casio Collection que me costó 20 € no me puede durar toda la vida y puedo asumir que a los dos años la pintura de la caja desaparezca. Pero no que lo vendan asegurando que ese reloj me va a durar 20 años. O como algunos modelos que te los garantizan de por vida, y lees la letra pequeña y resulta que cada cinco años tienes que llevarlo a un centro especializado, gastarte un dineral y lubricarlo con cinco tipos de aceites especiales diferentes. Claro, con esos cuidados cualquier cosa te dura toda la vida.
    Me uno a Guti, no pidamos imposibles, pero que tampoco nos engañen. Por lo menos por lo menos que sean sinceros cuando te venden algo o cuando te lo publicitan.

    ResponderEliminar
  3. Ayayay, recuerdo perfectamente la publicidad de Amena Pack 2 móviles con dos números de teléfono a escoger con llamadas gratis para toda la vida, yo no me lo creí aunque estuve en un plis-plas de caer.

    Un reloj en acero o en un material noble, robusto, con cristal de Zafiro y buena maquinaria ( Mecánico y Cuarzo ) puede durar una vida entera, el problema siempre esta en el mantenimiento y en lo manazas que sea su propietario, por mucho que digan que un reloj es de por vida hay que pasar obligatoriamente por el taller de mantenimiento para que el reloj envejezca bien, de lo contrario lo de toda la vida se puede reducir drásticamente y las revisiones hay que pagarlas ( la mano de obra, el cambio de piezas si son necesarias…) después esta el caso de los propietarios que usan los relojes sin cuidados con lo que también reducen la vida de los mismos, como quiera que sea un reloj por muy bueno que sea puede durar toda una vida ya que ha salido de fabrica para durar casi una eternidad siempre y cuando se les preste un poco de cuidados y de atención, pongamos como ejemplo paradigmático el caso de los potentes y duros Rado V10K que se supone que están preparados para todo, sin embargo también hay que gastarse dinero a la fuerza para que lleguen hasta el final, así que lo de toda la vida es muy relativo ya que una vez pasados los primeros digamos 2 años del reloj y ver que no hay problemas de fabricación hay que cuidarlo, con lo cual habría que decir que el reloj esta preparado para durar toda una vida pero también hay que revisarlo y gastarse dinero en él y esta es para mí donde esta la letra pequeña y no es un asunto nada baladí en determinados productos de lujo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Tal vez no lo haga "tanto", pero casio si que engaña. O bueno, no se si sea un engaño o una exageración o si porque todos lo hacen este bien. Quien quiera que no sea lo suficientemente espabilado como para leer los instructivos, se dará cuenta que la resistencia al agua es en realidad mucho menor a lo declarado en el reloj: De tal suerte que " 50 meters water resist" se convierten en un mero chapuzón en la alberca (Ninguna de las que yo conozco tiene 50 metros de profundidad). Y no empecemos con que "la presión cinética es mayor" y esos argumentos, porque son totalmente falsos (prometo buscar el articulo donde se desmiente ese mito). Otra es la de la duración de la batería: 10 años que se pueden convertir en la mitad si usamos la luz, por ejemplo, unos segundos más de lo que dice el propio manual (Dos segundos al día o algo así) o usamos la alarma y cosas por el estilo. O que tal sus políticas de precios, donde salen de fabrica con un precio "sugerido" muy inflado para que las tiendas "brinden" descuentos considerables: Y claro, nunca son precios "redondos" (en las tiendas ya se encargaran de redondearlos ciertamente) y vienen por ejemplo en formatos tal que 49.90 en lugar de directamente cobrar 50. No, Casio hace relojes de calidad sin lugar a ninguna duda, pero tambien es cierto que no son hermanitas de la caridad y van a usar hasta las practicas menos éticas para exprimir hasta el ultimo centavo posible. Por otro lado, las compañías de telefonía móvil son ciertamente son de lo peor: En México, la compañía mayoritaria, Telcel, promueve llamadas gratis a ciertos números de manera "Ilimitada" siempre que "Ilimitada" signifique de menos de cinco minutos. Vamos hasta la iglesia Católica promueve a un Dios "Ilimitado" que esta "En todos lados" excepto si no quieres que este en ti.

    ResponderEliminar
  6. Resaltó el último párrafo de este artículo, el Casio Dw 5000/5200/5600 C, son los mejores relojes en toda la historia de Casio, ninguno durará en el tiempo más que dichos modelos. Tengo casi todos ellos y funcionan como si los acabasen de sacar de la fábrica en Japón.
    Por ejemplo, tengo un G Lide GLX 5600 que vino con un defecto de fábrica, y eso que solo lo use un par de veces.

    ResponderEliminar
  7. Resaltó el último párrafo de este artículo, el Casio Dw 5000/5200/5600 C, son los mejores relojes en toda la historia de Casio, ninguno durará en el tiempo más que dichos modelos. Tengo casi todos ellos y funcionan como si los acabasen de sacar de la fábrica en Japón.
    Por ejemplo, tengo un G Lide GLX 5600 que vino con un defecto de fábrica, y eso que solo lo use un par de veces.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...