¿Existe el purgatorio?

2015-08-31

Las imágenes más alucinantes del G-Shock bañado en oro de 18 kilates


También conocido como "el G-Shock de los cien mil dólares" (ese es su precio, aunque la verdad es que habría que añadir "redondeando", porque no se conoce a ciencia cierta el precio ya que no está a la venta y es solo una estimación de la propia Casio), es una realización creada por el afán de protagonismo del mismísimo Kikuo Ibe para hacer notar cómo sería combinar el reloj más resistente con el metal más difícil de conseguir -ejem... perdón señor uranio-, algo con lo que soñaba el creador de G-Shock desde hace mucho tiempo (confesado por él mismo... sueños raros que tienen algunos, ya ves -y de ahí lo de "dream project" grabado en la parte posterior, por cierto-).

Por supuesto, mitad deseo del señor Ibe, mitad publicidad para Casio, el fabricante japonés le dio finalmente el visto bueno (y los medios, y suponemos que el dinero) para crear partiendo de oro puro de 18 kilates un reloj macizo incluso en el bisel -simulado- y cuyo módulo es una edición especial del mismo que monta el GW-M5610, en este caso con detalles dorados incluyendo las líneas de división en el propio LCD.




Esta edición especial es solamente de exposición, un "one-off" como lo llaman ellos (que se traduciría como un fuera de línea, una unidad exclusiva), y las fotos son gentileza de G-Shock Australia, que pudieron realizar estas impresionantes instantáneas cuando el señor Ibe se lo llevó en persona y convocó a los medios de comunicación locales para enseñarlo.

Lo que no entiendo es cómo embelesa tanto a la gente, hasta el punto de llenar páginas y páginas en los medios de comunicación generalistas. Me imagino que es el precio, el poder hacer y enseñar algo así, la exclusividad, o el hacer ver desde Casio que pueden hacer algo tan inalcanzable e hilarante como eso. No tengo nada en contra, los jeques árabes también bañan sus coches en oro y nadie dice nada. Pero a mí, personalmente, me siguen cautivando muchísimo más aquellos modelos en titanio macizo. Aunque para llevarlo a una casa de empeños y que flipen sería el reloj ideal. Total, al menos disfrutas del dinero, que ver la hora la puedes ver en cualquier DW-5600 por una migaja de lo que cuesta éste.





| Redacción: Zona Casio

7 comentarios:

Elmer Homero dijo...

No me sorprende casi nada. He visto en e-bay g shocks engarzados con montones de kilates en diamantes. Y no debe ser ninguna dificultad para in joyero de medio pelo hacer un extencible y una tapa y un bisel de oro. Asi que ya nos volvimos licos o que?

Elmer Homero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
guti.bitacoras.com dijo...

Lo había visto, y pensaba como vosotros, aunque creía, que montaría un nuevo módulo del que acabarían beneficiándose los GW-M5610 y los GW-5000, pero ya veo que no.

Es un trabajo que no ha servido de nada, salvo para dar publicidad. Algo que a Casio le gusta mucho últimamente. Quizás demasiado.

SergioQ4 dijo...

Hay muchos Casio (y sobre todo G-Shocks) que se volvieron incomprables para los simples mortales, así que uno mas, no me parece tan grave...
Por otro lado, las cosas de oro, siempre me parecieron grotescas y ordinarias (y ni hablar de lo "dorado" como es Swatch o incluso relojes sin marca tan de moda! Asco!). Sin embargo este Casio me encantó, realmente me parece precioso, no sé si será por el amor al DW-5600 o qué, pero me gustó mucho.
También me gusta el titanio, pero no tiene un valor universal como metal precioso, como el oro.
El oro vale en peso siempre, o sea, que también serviría como inversión.
Ya me encantaban el DW-5030C, el GW-T5030C y ahora éste también.

sorderita dijo...

Modelo Corrupción en Miami o Marbella Vice City.

Que espanto

Miguel Angel Santelmo dijo...

Extrafalario pero bonito reloj. Yo diría que más importante que el oro en ese reloj, es la caja roscada!

Miguel Angel Santelmo dijo...

Extrafalario pero bonito reloj. Yo diría que más importante que el oro en ese reloj, es la caja roscada!