¿Existe el purgatorio?

2015-04-01

¿Convertirías un G-Shock en un reloj de bolsillo? Casio lo ha hecho


Con ocasión de la Semana de la Moda de Nueva York, Casio ha realizado con el diseñador Nicholas K unas ediciones exclusivas (no destinadas a la venta, por fortuna) de algunos de sus relojes G-Shock de las S Series, convirtiéndolos en modelos de reloj de bolsillo. Sobra decir que el resultado de mezclar algo tan clásico y formal como es un reloj de bolsillo, para hacerlo amoldarse a la -supuestamente- vanguardista y tecnológica imagen de un G-Shock (además de robusta), no tiene lógica por ningún lado. Es como si mezcláramos una vaca con un guepardo para hacer un animal veloz y que a la vez dé significativas cantidades de leche.

Máxime si, además, parece que no se han esforzado demasiado en hacerlo. Simplemente han pegado un reloj G-Shock a una caja vacía de un reloj de bolsillo, manteniendo todo lo demás (cadena y cuerpo de metal) sin retocar ni siquiera mínimamente.




Casio acompaña a este evento el modelo con impresión floral GMA-S110F-4A como representante de la moda y el diseño textil, el "Rose G-Shock". Un modelo que, por fortuna, es un S Series sin nada extraño ni rebuscado. Un S Series al uso y que es fácilmente adquirible en cualquier relojería del mundo.








| Redacción: Zona Casio

3 comentarios:

Francisco Frivero dijo...

¡¡Lo que faltaba!! ...

guti.bitacoras.com dijo...

Me imaginaba una leontina de resina, o mixta, algo bien elaborado como los armis de los BC.

Y me encuentro con un apaño de cadena metálica, protector metálico, que bien podrían ser de un vintage y dentro un GD-X6900.

Madre mía que horteras se están volviendo, porque si estuviera bien llevado, no es nada descartable. Un reloj en el bosillo, va mucho más protegido en excursiones y deportes, y podría aportar valor.

Francisco Frivero dijo...

Pero perdería uno de los dos grandes valores que le quedan al reloj, el de ser un aderezo o elemento de adorno. Porque para reloj de bolsillo, ya tenemos el móvil, del que no podemos prescindir. Además nos molesta en el bolsillo,... lo único que nos hacía falta es meter ahí otro artilugio más.

En su momento, el reloj de bolsillo, tuvo su razón de ser, pero ahora no. ¿Que nos aportaría que no tengamos ya en el móvil?. En otros debates se planteó esto mismo del reloj de muñeca con respecto al móvil, y quedó patente que al menos era un elemento decorativo, adorno, elegancia o como queramos llamarlo, que desde luego no tiene el móvil (no voy a insistir porque ya se ha debatido varias veces en distintos post).

No creo que vuelvan jamás los relojes de bolsillo ni soy partidario de tal incomodidad (bastante tenemos ya con el dichoso móvil).