La gran carencia de Casio


A pesar de todas las innovaciones de Casio, de ser una marca que ha realizado relojes con las funciones más inverosímiles, hay algo que nunca han hecho y que sin embargo otros competidores (como Seiko) sí ofrecían. Hablo de los relojes con sintetizador de voz.

Conozco a personas ciegas, y una de mis mejores amigas, con la cual me une una amistad de más de veinte años, lo es, por lo tanto conozco bastante bien los retos a los que se tienen que enfrentar a diario.




Por fortuna la tecnología ha avanzado mucho, y ahora poseen casi cualquier tipo de gadget (claro que hacerse con ellos, por motivos económicos, es otro cantar), y siempre que recuerdo con ella el tema de los relojes no puedo evitar sentirme en cierto modo resentido con Casio por no haber lanzado en su día (en aquellos ochenta, cuando más necesitaban esa tecnología las personas ciegas) un reloj que pudiera dar la hora por voz. Es una pena que tenga que reconocer que en esto Seiko (y otras compañías japonesas) aventajan a Casio

En aquellos años ochenta no existía la conciencia social y empresarial sobre accesibilidad que, aunque aún nos queda mucho por avanzar, hay hoy en día, y el ofrecer instrumentos tecnológicos para las personas con alguna minusvalía dependía en gran manera de la bondad de cada fabricante. Por eso me cuesta entender que Casio, con todo su potencial tecnológico, no tuviera al menos un reloj que dictase las horas mediante voz.


Ignoro por qué los nipones de Casio no se decidieron en su día a fabricar un reloj de este tipo, porque hubieran hecho mucho bien en unos años en los cuales aún muchos ciegos tenían que depender de relojes especiales de agujas. No quiero pensar que fuese por ignorancia o porque no les importaba, más bien quiero creer que fue porque no le vieron mercado (al menos no un mercado numeroso), o no se atrevieron a rivalizar con Seiko, que era -y es- una de las firmas japonesas más poderosas en tecnología, y ante la cual a muchos (Casio incluido) les "temblaban las piernas".

No quiero ser demasiado crítico en este aspecto tampoco, puede que ni siquiera hubieran contemplado esa posibilidad, o puede que tuvieran algún modelo de edición muy, muy limitada, que desconozco. Obviamente ahora, con la cantidad de alternativas que -por fortuna- cuentan los ciegos, no tendría ningún mérito que lanzaran algo así. Pero en aquellos años de la hegemonía del cuarzo el no ofrecer un reloj de ese tipo, al menos bajo mi punto de vista, supone un dramático borrón en la atractiva y rica historia de Casio. Y que nadie me diga que la razón era que un reloj así sería demasiado "exótico", porque precisamente en aquellos tiempos si de algo estaban cargados los catálogos de Casio eran de eso: de relojes exóticos.


| Redacción: Zona Casio

No hay comentarios:

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...