Renovarse o morir


Cuando me trasladé a vivir a mi actual ciudad en una calle cercana existía una tienda con un próspero negocio. Estaba especializado en la venta y reparación de máquinas de escribir, y no les iba nada mal. Tenían una pequeña flotilla de furgonetas de última generación, lo que evidenciaba claramente que su trabajo no solo estaba muy demandado, sino que les otorgaba bastantes beneficios.

Con el paso de los años el escaparate de la tienda dejó de actualizar sus modelos expuestos, y los modelos de furgonetas que utilizaban para sus salidas y servicios al exterior fueron quedándose anticuados. Además, cada vez su flota era más pequeña. Así, fue reduciéndose su negocio, que antaño fuera tan próspero, a una sola furgoneta, y en los últimos años apenas veía a sus trabajadores con ella.




La llegada de la informática y de los ordenadores personales hizo de aquella tienda un negocio fracasado, y al final tuvieron que echar el cierre. Hoy en día en su lugar hay un pequeño bar.

No supieron, no quisieron o no tuvieron tiempo en leer la realidad, los cambios que se estaban dando a su alrededor que llevaron a que nadie utilizase ya la máquina de escribir manual. Hoy en día nadie discute la ventaja de los ordenadores. Mientras con una máquina de escribir podías redactar un texto una única vez, con un ordenador puedes corregir al momento o a posteriori lo que escribas, hacer las copias que quieras y guardar el texto en mil sitios.

Muchas voces se han alzado estos últimos años con respecto a Casio y a su supuesto "estancamiento" tecnológico. Cierto que muchos de nosotros preferimos y deseamos los relojes "de siempre", de cristal líquido y a pilas, no a baterías. Pero ¿no estaremos negando también la realidad, la evidencia de que el futuro más inmediato va por otro lado, y no nos estaremos cegando a nosotros mismos confundiendo nuestros gustos y preferencias con lo que el mercado quiere y demanda?


Los chicos de hoy, los consumidores del mañana, buscan un dispositivo mucho mas completo y avanzado en su muñeca, más innovador. Mira la gente a tu alrededor: la mayoría de los que usan reloj son personas "maduras", los adolescentes ya lo han sustituido por un móvil o un smartphone en un porcentaje altísimo de casos. Quiero dejar claro que no se si ese dispositivo se llama iWatch, Samsung Gear o cómo, pero el reloj "de siempre" no es suficiente para los "geeks" de hoy. Los relojes con los que en los ochenta y noventa nos conformábamos nosotros no son ni por asomo los mismos modelos que satisfacen a este tipo de cliente hoy en día. Es normal, es ley de vida. Renovarse o morir.

Estoy seguro que Casio dará ese paso, y ese paso supondrá ir más allá de sus actuales modelos con Bluetooth. Lo que no se es si cuando lo haga será ya demasiado tarde, o si sus potenciales clientes lo entenderán. Sea como fuere, espero -deseo- que sea sorprendente. No nos esperamos menos de Casio.

| Redacción: Zona Casio

15 comentarios:

  1. Ciertamente el reloj va siendo cada vez más un elemento obsoleto, no tanto por su falta de practicidad, sino por estar mal visto.

    Parece que hoy en día sean tonto si llevas reloj, "pudiendo tener el móvil". Otros olvidan lo más importante, que es el placer que te puede ocasionar el tener un reloj, que al igual que escribir con una estilográfica, o encender un iPhone 6S, puede ser agradable, a parte del beneficio que te de.

    Que cada uno haga lo que quiera, yo seguiré con mi estilográfica, mis relojes, y el afeitado clásico, igual que otras cosas se considere que están de moda, como no.

    Lo que si me ha incitado a la reflexión es lo de la tienda de máquinas de escribir. Y es que hoy en día no se repara ya nada, ni siquiera las zapatos, lo que ha hecho que muchos negocios, hayan quedado sustituidos por las manufacturas de bajo coste en China. Es decir, es más barato un producto nuevo Chino, que repararlo aquí. Sin duda algo poco sostenible.

    ResponderEliminar
  2. Hay muchos caminos que puede seguir la gigante casio, y el mismo día que deje de ser lucrativo fabricar relojes, lo dejará de hacer, así de simple. Lo que si no hay duda es que la industria relojera esta en una seria crisis... o mejor "Un tiempo de incertidumbre" nadie sabe realmente lo que pueda pasar, pero parece que el publico (por moda, por status, por lo que sea) sigue usando relojes, así sea una pieza de joyería más. Fabricar ahora mismo es casi un regalo en China, pero eso también va a cambiar. Un día el semiesclavo chino va a exigir mejor trato y condiciones, así que es de suponer que las empresas ya tienen planes a mucho futuro y solo están aprovechando (abusando, realmente) el momento. Dramático el caso del taller de maquinas de escribir, y es algo que también he visto de primera mano: miles de tienditas de barrio están desapareciendo por la llegada de minisupers por donde quiera, las farmacias pequeñas casi han desaparecido frente al embate de las grandes cadenas, ya casi no quedan talleres mecánicos porque la inversión en nuevas tecnologías resulta tan onerosa que solo es accesible a las grandes franquicias, todas ellas extranjeras...

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que si Casio no se renueva YA, o sea, ¡ahora!, ya habrá llegado muy tarde. Es verdad lo que dice Guti, muchos llevan reloj "por placer", pero aparte de cuatro nostálgicos como nosotros ¿quién lleva un Casio por placer? Por placer llevan un Hamilton, un Rolex, pero no un Casio. Y un Hamilton o un Rolex lo puedes reparar, pero un Casio imposible (¡no hay ni siquiera recambios!). Los que han comprado su G-Shock en los noventa creyendo que era un producto irrompible y que les iba a durar toda la vida se encuentran ahora poniendo el grito en el cielo porque acaban de descubrir que resulta que no era mas que un reloj de plástico de usar y tirar. Y claro, muchos no se compran g-shock ni en broma, o se los compran por el color (que para eso tienen muchos colores) y luego lo tiran, porque saben que no les va a durar. Y la mayor cantidad d edinero la invierten en los relojes de marcas buenas (como hizo Francisco comprándose un Tissot y no un Edifice o un Oceanus). No te compras un Casio para lucirlo, para eso te compras un Seiko de tinta electrónica, que te cuesta dos mil euros pero sabes que te va a durar de verdad toda la vida, y que cuando necesites recambios los tendrás.
    Al final va a ser que los Casios duraderos eran los Marlin que aún están por ahí tirando millas, y no los G-Shock que se han quedado clavados. Yo cada vez se de mas gente que no se compra G-Shock por eso, independientemente de sus módulos, que son increíbles, pero lo de fuera de G-Shock no merece la pena porque no te duran nada.
    En Casio le han comido el terreno y solo se han quedado como marca de vender digitales y marca "de moda urbana", para llevar en una ocasión. Ahí están los últimos MTG, imposibles de poner porque te molestan con toda la ropa, o los Baby-G, vendiéndolos a niñas para que los luzcan con su bolso. Ya no son relojes como antes, para el día a día, son relojes solamente de ocasión.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo disfruto con un w-59 en la muñeca. Seré un friki de esos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Creo que no son casos comparables al 100%. La máquina de escribir es un objeto que sólo tenía una función, y que fué sustiuido por otro que tiene la misma función, pero con muchas más ventajas y con mayor comodidad para llevarla a cabo.

    Pero el reloj, como ya hemos comentado en otras ocasiones, tiene una doble función, es un elemento útil, y nos viste, es un elemento decorativo, como lo es una joya, una pulsera, unos gemelos, un pillacorbata, un pasador para el pelo, un anillo, unos pendientes, etc. Además con la connotación especial de que es una "joya" útil (las dos cosas juntas en una sóla, mejor que la joya simple o la utilidad simple). Pero incluso ateniéndonos sólo a la utilidad, siempre será más rápido y más cómodo mirar la hora en la muñeca, que sacar el móvil del bolsillo, o del bolso, y desbloquear la pantalla para ver la hora. Eso no ocurría con la máquina de escribir, donde ni era más rápido ni más cómodo de escribir.

    El ordenador sustituyó por completo a la máquina de escribir porque no tenía sentido tener las dos cosas. Eso no ocurre con el reloj, de hecho no creo que seamos los únicos que tenemos nuestro pedazo de móvil, con cientos de apps, y nuestro reloj. Es decir, el reloj puede coexistir perfectamente con el móvil.

    Yo creo que el reloj está llamado a tener menor difusión, pero no a desaparecer. Siempre habrá gente que los lleve, siempre habrá gente a la que les guste. Quizás desaparezcan muchas marcas (personalmente creo que hay demasiadas) y se fabricarán menos unidades. Quizás algunas marcas se unirán para hacer frente al todopoderoso grupo Swatch que en 2013 logró una facturación récord de 7.142 millones de euros, un 8,3% más que el año anterior. Como vemos todavía estamos en "expansión", la "contracción" está aún muy lejana.

    En cuanto a las tiendas de relojes, tampoco habrá problemas. Todos sabemos que relojería y joyería van unidas (y joyas habrá siempre), y otros tipos de tiendas (bazares, etc.) no dependen exclusivamente del reloj, por tanto no ocurrirá como con el establecimiento de las máquinas de escribir.

    Peugeot gracias por tu mención, pero he de decir que el Oceanus que me gusta, el OCW-G1000, que apareció aquí en un artículo el 3-Sep o el G-Shock que aparecío en el artículo siguiente, valen 2.000 euros, mientras que el Tissot que compré, teniendo muchas más funciones (excepto GPS), y calidades como completamente de titanio y cristal de zafiro, me costó 800 euros. Yo aluciné cuando ví ese precio para ese reloj. Si ese Oceanus hubiera costado similar, hoy tendría el Oceanus y el Tissot habría tenido que esperar.

    Además, me gusta la variedad, todos mis Casios son distintos, y quería probar la tecnología táctil, única en ese reloj, así como tener un "suizo" que no tenía.

    Pero Casio tiene auténticas joyas, precisamente en las gamas Edifice y Oceanus, y últimamente también en G-Shock, que nada tienen que envidiar a otras marcas, tengan el nombre que tengan. Yo seguiré siendo casiómano, aunque haga alguna incursión de vez en cuando en otra marca.

    ResponderEliminar
  7. ¡huy Dios mío!, perdonad el "testamento"... cuando lo he visto publicado... ¡es que cuando me enrollo!...

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el enfoque de la nota, a medida que la leía empezaba a entender, como el marketing les quema el cerebro a "los chicos de hoy", haciéndoles creer que necesitan un smartwatch. Pero marketing o no, en el futuro ya va a estar impuesto, y los relojes tal como los conocemos hoy van a ser como las máquinas de escribir. (hay algunos románticos que aún las usan).
    Si Casio se va a adaptar o no, no lo sé. Ya perdí a Symbian, a Nokia, a Lancia, si no se ponen las pilas voy a perder a Alfa Romeo, los autos perdieron esa forma de manejo de hace una década, Sony y Pioneer ya no son lo que eran, así que probablemente también pierda a Casio, por suerte me quedan algunas de sus grandes creaciones de los 90.

    Concuerdo con Guti y Peugeot, aunque no del todo. Hoy en día muchos llevan Omega, Rolex, etc. por status, para aparentar, y por el precio que tienen para poder demostrar poder, pero no porque sean unos eruditos en ingeniería, maquinarias, etc. Sí concuerdo, en que también hay un gran grupo que los lleva por placer, y seguramente sean muy pocos los que lleven un Casio "por placer".

    Discrepo totalmente con la opinión de G-Shock. Hay G-Shocks y G-Shocks, los noventeros clásicos (y que aún se fabrican), son indestructibles, si se los descuida se afean (como también lo hace el mejor acero de Rolex, el Hexalite del Omega Speedmaster Lunar, los fosforescentes, los fondos se decoloran, etc.), pero siguen funcionando. De los masivos hay biseles y mallas, que es lo único que en general necesitan. Ya del 2000 y pico para acá, realmente bajaron mucho la calidad de fabricación y ensamble, de los diseños, la combinación de colores, etc... De ahí que odio los GA, se volvieron relojes de moda para la imagen de raperos y demás. Y lo digo con conocimiento de causa porque todos los que tengo los desarmé para cambio de pila, limpieza y lubricación de sellos o por gusto. Nada que ver un Giez de titanio, un Baby-G Frogman/Seaman, un DW-5600, con un G-1000, si bien el G-1000 tiene una máquina infernal, con 5 motores, una lógica increíble, es todo de plástico, no tiene las aislaciones de poliuretano y metal, el módulo flotante, ni nada parecido.
    También hay otros noventeros clásicos que los dejaron tirados, como decía el otro día, los DW-003.
    Sí es cierto que podría haber recambios de Edifice que son relojes de un valor importante, y de Oceanus desconozco si hay o no.

    ResponderEliminar
  9. Uno no se compra un Casio para lucirlo, si es que necesita que los demás se lo alaben. Pero en sí, ciertos modelos con otras marcas no tienen nada que envidiarle.

    Resulta que tambíén tengo un Tissot, porque mi padre ha tenido uno y le tengo cariño a la marca.
    Un T-Touch 2 todo de titanio, a la vez que un PR100 tambien de Titanio y previamente desarmé un PR100 de acero.
    El PR100 de acero, vergüenza daba!!! La máquina de plástico remachada, indesarmabale, genérica ETA 805-112, al punto que revolví toda la internet y me cercioré que fuera original, efectivamente lo era. Tapa trasera? De encastre y el Sello de goma ni punto de comparación a un G-Shock, me quería morir al ver eso, ni loco lo acerco a la humedad siquiera. El PR100 de Titanio un poco mejor, imagino que un automático es otra cosa.
    El T-Touch 2 que parece con tapa roscada, no es roscada, tiene unos tornillitos minúsculos, también de inferior calidad a un Casio (se mellan de nada). Y el módulo bastante mediocre en terminaciones, complejidad, incluso en cada salto de la aguja no es suave como esperaba, parece algo masivo chino... y de hecho creo que lo es.
    Y ni hablar la cantidad de foros con problemas en los sensores y en la lógica.

    Tanto el titanio, el zafiro, los detalles, cuadrante, agujas, no me parecen superiores a un WVA-M150, por ej.
    Otro que tuve en mis manos fue un Seiko Daytona SNA225P1, la malla no tiene eslabones macizos, suena a lata a reloj barato, los pulsadores parecen roscados... sorpresa, no lo son!

    También me ha desilucionado mucho saber como un reloj de primerísima marca comparte máquina con otros montones; incluso saber que casi todo pertence a Swatch... (Así como en el mundo de los autos, hoy hay un Mercedes Benz con motor Renault, un BMW con motor Peugeot, etc).

    Entonces qué estamos comprando? Marca, apariencia, que nos obliguen a un service de 300eur en el que no hacen nada, que el reloj "necesite" mantenimiento, a base de seguir desembolsando plata, que llevemos a cambiar la pila, nos atiendan como si fuéramos superiores, nos hagan esperar en unos lindos silloncitos, nos den café, (por decir, nunca fui a un service oficial) y que encima nos cobren 100eur, diciendo que lubricaron los sellos y pusieron una pila original (ejem, Una pila Rolex? jojojo). Ese mismo trabajo que realmente cuesta 10eur como caro con pila y todo? O que nos cobren una malla de acero U$S500 qué tiene acero de Marte!? No es oro rosa macizo, sigue siendo acero!



    En resumen creo que los relojes de acero a quarzo de primeras marcas están re contra súper valorados.
    Los automáticos con máquinas de verdad, metales preciosos o incrustaciones de piedras preciosas, ya no puedo opinar.
    De todos modos no pararé hasta algún Omega Speedmaster Day o Day-Date, jeje.

    Yo creo que no van a desaparecer, van a mutar, para el lado de relojes de usar y tirar, de moda; y de muy alta gama, quedando muuuy poco para nosotros loquitos...

    ResponderEliminar
  10. El T-Touch I tenía mucchos problemas (estaban innovando el sistema tácticl), sacaron el II para corregir algunos, como así hicieron, pero aún quedaban flecos (de los que hablas), hasta que sacaron otros más perfecto, el Expert Solar (recién aparecido en Septiembre), donde corrigieron los problemas que fuerpon detectando en las ediciones anteriores, Pero eso pasa con todo lo que innova, son cosas nuevas que tienen que ir limando y puliendo en ediciones posteriores, sean relojes, coches o teletransportadores a otros mundos. A veces nos toca y nos jode, pero es lo que hay...

    El mundo no es perfecto, eso lo sabemos, ni el de los coches, ni el de los relojes, sean Rolex, Omegas, Breguet, Longines, Tissot o Casio. A veces un sencillo Casio nos sale bueno y un carísimo Rolex se nos para constantemente, como también se lee en los foros...

    En fin, todo es cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío. Contiene la misma agua, pero se es más feliz viéndolo medio lleno. A mí también me salió un buen coche malo (como comenté aquí hace poco), pero seguiré viendo el vaso medio lleno hasta que me muera, porque así soy más feliz y eso es lo que a mí más me importa... :)

    ResponderEliminar
  11. Muy buena exposición SergioQ4, estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices.

    ResponderEliminar
  12. Discrepo totalmente de Peugeot, la gente no tira los G shock. A lo mejor se refiere a los G Shock del 2000 en adelante que aunque son de calidad ciertamente no son como los de antes. Pero los G Shock de los 80 son indestructible y duran para siempre, tengo varios de los 80 y funcionan perfectamente, como acabados de salir de la tienda, sin que hayan tenido problema alguno. Creo que primero se acabara el mundo antes que esos relojes, que como las cucarachas serán los únicos supervivientes en un mundo post apocalíptico.

    ResponderEliminar
  13. Estaba cotilleando por la nueva etiqueta ultimate, y me he encontrado este post.

    Recuerdo que los propotipos me impactaron, me tragué la presentación enterita en diferido.

    Ahora casi un año depués, parece ser que se ha quedado todo en agua de borrajas... Que pena.

    Ni Casio se libra del Vaporware.

    ResponderEliminar
  14. Me lees el pensamiento, Guti, me pasó lo mismo y precisamente pensaba: "¿por donde andará aquél post?", jajaja, lo encontraste por mí :D Parece ser que estos relojes no gustaron mucho, en todo caso Casio ya dijo que era un mero ejercicio de diseño, lástima que ni siquiera los hayan realizado en maqueta. El reloj no sé, pero la tecnología de sensores prometía, y en todo caso confieso que a mí sí me gustaban (aunque mejor de caja cuadrada, vale).

    Lamentablemente también pienso que, si estos modelos tenían alguna probabilidad de aparecer, desde el cambio de presidente y la llegada de este nuevo ejecutivo adicto-enamorado de los analógicos, y del responsable de la división de relojes, también otro adicto-enamorado, los que nos decantamos por los digitales se nos presenta un futuro difícil por delante. Como digo, si estos tenían alguna probabilidad de llegar al mercado, probablemente ésta se habrá esfumado y les habrán cortado las alas, puede que nunca salgan ya de esta fase de diseño, o pre-diseño.

    Veremos qué hacen con el smartwatch...

    ResponderEliminar
  15. Es verdad, los diseños no eran muy acertados, es lo que tienen los conceptos, sirven para probar nuevas lineas.

    Sin embargo la tecnología, de sensores como dices, pero también de módulos y cajas resistentes a temperaturas, era algo con mucho potencial.

    Por desgracia, coincido en que con el nuevo giro de Casio (otro más), difícilmente lo veremos.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...