Casio reduce protagonismo en Japón (y en Europa)


Casio publicó hoy sus resultados fiscales, correspondientes a la primera mitad del año fiscal (que terminará en marzo de 2015), y en donde queda palpable que continúa la sangría que sufre en su mercado local (en Japón). Curiosamente, refuerza su presencia en el resto de Asia y en Estados Unidos, aunque en Europa sigue estancada. Tanto es así que Europa supone el tercer gran mercado de Casio (tras Japón y Asia), pero está a punto de perder su posición hegemónica en favor de Norteamérica, que le viene pisando los talones a un ritmo frenético.

En Japón, sin embargo, reduce sus ventas un 8,1%. La cifra no es escandalosa, pero hay que verla en su contexto, ya que viene de tener pérdidas en esta primera mitad del año y en el año pasado del 36,6% y del 35%. Casi nada. Sin embargo esas pérdidas se ven compensadas porque es casi lo que crece en Asia, y de hecho en la última parte del año llegan al 39,5% de beneficios en los países asiáticos. Es curioso ese gran agujero en Japón, donde están perdiendo protagonismo, y en Europa, un continente que históricamente siempre fue muy fuerte para Casio.




No obstante en términos generales a Casio le va bastante bien (por no decir muy bien), con una estimación de 160 billones de yenes en ventas al finalizar este año fiscal (viniendo de los 151 billones de yenes), y va a conseguir cerrar el año fiscal con un incremento del 9,9% de OPM (Operating Profit Margin), gracias al incremento de precios en relojes G-Shock (para que nos entendamos: a los modelos premium) que van a ser los encargados de tirar las ventas hacia arriba.

En la parte negativa Casio asume pérdidas en el primer periodo fiscal por dos razones: el retardo en la introducción de explotación de nuevos negocios, y el alto coste de desarrollo de su tecnología de proyectores. En contraposición, espera obtener los mejores resultados para sus bolsillos durante los próximos meses potenciando y expandiendo el negocio en cuatro productos principales: sus nuevos relojes GPS (el G-Shock GPW-1000 -en las imágenes- y el Oceanus OCW-G1000), y sus modelos Bluetooth Edifice EQB-500 y STB-1000. Estos, junto con las ventas de su cámara EX-FR10, tendrán el complicado papel de recogerle unos buenos dividendos para Casio.

| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

LUIS MIGUEL FUSTERO dijo...

en el caso de los G-shock era de esperar una disminucion en ventas. el 30 aniversario fue bueno.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

El otro aniversario del que Casio se ha olvidado

Bueno, la verdad es que no se ha olvidado, pero apenas lo han mencionado. Y es que este año (en concreto, el pasado 1 de junio) se conmemor...