Quienes pujan en eBay, ¿son locos o idiotas?


Que se ponga a tirar la primera piedra quien no lo haya hecho alguna vez. Sí, yo también he comprado alguna cosa en eBay, principalmente al mercado británico por productos que aquí (o al menos en mi región) no se encuentran, como pesos de calibración. Pero en una ocasión decidí irme a por un reloj que, aunque de segunda mano, estaba perfecto y su propietario lo ofrecía a menos de la mitad del precio que tiene en tiendas (el vendedor era español, por cierto). Ya creía que era mío cuando -como suele ocurrir- en el último momento antes de concluir la venta aparece de la nada un nuevo pujador, que seguramente estaba esperando a la última hora, y ofrece un precio mayor que el mío. Estuve tentado de dejar las cosas ahí, pero como el precio seguía siendo, no obstante, interesante, decidí hacer una nueva puja, superando la de mi contrincante. Al momento él superó la mía.

Estuvimos un buen rato así, hasta que decidí parar, pensando: ¿estamos locos o qué? La razón de que yo dejara de pujar y permitiera que el otro se llevara el reloj es que el tipo había superado el precio que tenía ese mismo reloj en tiendas. De hecho, busqué en el mismo eBay aquel día ese modelo y lo encontré a un precio inferior, nuevo, con embalaje y todo. O sea: mi contrincante había pagado por un reloj usado, sin caja ni manual, ¡más de lo que le hubiera costado ese mismo reloj en la tienda a estrenar!




Cuento esto porque este fin de semana el móvil que suelo utilizar, el Samsung, es enormemente engorroso para escribir con él (los mensajes o textos que hagas "se borran solos" si no tienes cuidado), así que buscaba un móvil al que le tenía mucho cariño, el Nokia E61, y qué mejor sitio para probar a encontrar uno barato que en eBay (al final mi búsqueda resultó infructuosa porque no había nadie que lo ofreciera con el teclado en español, pero bueno). A lo que voy es que de paso me puse a echar una ojeada a los Casio de segunda mano que se estaban vendiendo. Me llevé las manos a la cabeza con algunos relojes, y es que no me lo podía creer: había personas que estaban pujando por modelos que en la actualidad estaban más baratos en muchas tiendas. Obviamente, también había vendedores -por pedir que no quede, claro- que pedían por su reloj bastante usado (y "mal usado") casi tanto como lo que costaba nuevo, y es compresible que muchos lo hagan, viendo cómo gente se están llevando relojes que si se busca un poco por las tiendas los podría obtener nuevos más baratos. Había personas que pedían por su F-91 quince euros. ¡En la tienda de un barrio cercano, en mi propia ciudad, los venden a 9,75, totalmente nuevos y originales! Así las cosas no es raro que haya puesto como título de esta entrada el que puse.

De hecho parece resultar evidente que una de las tácticas para "colarle" tu producto al primer incauto a un precio superior al que tiene es meterle el apelativo de "vintage" o "Marlin". Hay gente peleándose por Marlins que no son más que modelos como G-lide antiguos, y gente disputándose modelos de la serie F a precios escandalosos sólo porque su dueño le ha puesto que es un vintage.


Por muy vintage que sea un F-91, un F-28 o un W-59, si en la tienda de la esquina lo vas a encontrar idéntico por la mitad de precio, si pujas por él estarás haciendo un mal negocio y encima en tu vitrina o muñeca lucirá lo mismo.

Me imagino que mucha de la gente adquirirá esos modelos por desconocimiento, pero yo no pude evitar hacerme la pregunta, cuando aquél pujador me "arrebató" el reloj de segunda mano a un precio superior al que se vendía, sobre qué sentiría o qué disgusto se llevaría si buscase un poco en tiendas y descubriese por cuánto se vende el reloj por el que él con tanta avidez y ahínco pujó.

¿O no será, en realidad, que muchos compradores no pueden resistirse al impulso de pujar, y en el fondo lo que verdaderamente quieren no es un producto a un precio atractivo, sino simplemente ganar la puja? La verdad es que da que pensar.

| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

Jokerblue dijo...

Creo que hay varios tipos de pujadores de relojes:

Están los que pujan con pasión por un reloj que ansían y desean a toda costa. En ocasiones esa pieza ha aparecido despues de años de ausencia. Ahí es muy probable que o bien se corta la puja haciendo una oferta en privado al vendedor o bien el precio de la subasta se dispara....dejando la traca para el final, que en ocasiones en un minuto dobla el precio de venta. El pujador que llega hasta el final, y compra pese al alto precio realmente deseaba ese reloj y es capaz de perder la cabeza por él. Ejemplo un F-100 que pasa en los últimos minutos de 150€ a 300€.

Después están los compradores-vendedores. En la misma situación son perosonas "pudientes" que pujan de forma contundente y desmedida. Son "negociadores" de eBay que ganan las pujas a base de billetes. Son inversores que invierten con vistas a revender el reloj a un precio aún mayor. A quien se los revenden....evidentemente tienen compradores privados, coleccionistas millonarios que pagan lo que les piden. Hablo de rocos y jeques en su mayoría. Ejemplo de compradores-vendedores: los ebuyers Italianos. Sobradamente pudientes que revenden a Rusos y árabes.

Mi consejo es nunca ofrecer más dinero por un reloj del que tu deseo por él esté dispuesto a pagar. Hay que marcarse un límite y ser fiel a él. Nunca comprar por encima de sus posibilidades de uno.

El reloj volverá a aparecer más barato.

Eso me dije yo cuando dejé pasar el W-750G por 600 €....

ZonaCasio dijo...

Sin duda ese es un gran y buenísimo consejo, Jokerblue. Entre otras cosas, para evitar que uno se arruine compulsivamente.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Supongo que también muchas veces el comprador puja sin control porque algunos modelos no e encuentran en as tiendas de su país y no le queda otra que comprarlos por internet, o si no viajar a un país a donde sí los distribuyan.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Fe de erratas

Supongo que también muchas veces el comprador puja sin control porque algunos modelos no se encuentran en las tiendas de su país y no le queda otra que comprarlos por internet, o si no viajar a un país a donde sí los distribuyan.

Miguel Angel Santelmo dijo...


Supongo que también muchas veces el comprador puja sin control porque algunos modelos no se encuentran en las tiendas de su país y no le queda otra que comprarlos por internet, o si no viajar a un país a donde sí los distribuyan.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...