El titanio de los pobres


Ayer una señora contaba sus desventuras con los relojes, y cómo no podía ponerse ninguno por cuestiones de alergia. La verdad es que esta señora sufría bastante, no solo por las molestias que le causaba su enfermedad, sino por los inconvenientes que le suponía no llevar reloj, necesitándolo. Y esta señora relataba que el único material de reloj que podía tolerar era el titanio, pero claro, los precios de un reloj de titanio, aún de segunda mano, no están al alcance de todo el mundo.

De inmediato me vino a la mente un reloj, de los pocos que quedan que no es de titanio y a la vez que no causa alergias. Y a un precio al alcance de todos. Sí, el Casio F-28.




Los F1x y F2x eran modelos curiosos. Eran relojes por debajo aún de los modelos más asequibles de Casio, las series F con numeración "grande" (F-8x, F-9x...), y estaban realizados de resina en todas las partes de sus cajas.

El Casio F-28 es de los pocos que aún se comercializan de aquellas series íntegramente de resina (¡y que sea por muchos años!). No eran los más bonitos, pero como los mismos Renault 4 sus virtudes van más allá de su belleza. Su leyenda trasciende a su propia historia. No solo en su construcción, sino también su diseño está pensado para no gastar (o gastar lo mínimo): asas estándar, abiertas y perforadas, y con medidas estándar, por lo que le podrás poner las correas más comunes del mercado. Incluso la de un F-91 le servirá. Además, el F-28 monta las correas más finas, es decir: las más baratas. Cierre de caja con tapa circular (nada de las rocambolescas tapas de cierre de hoy en día), y encima a presión. No tendrás que comprarte ni tornillos para su mantenimiento. Un mantenimiento que casi ni te darás cuenta de él, porque además su pila -una de las más comunes del mercado, por cierto (la CR2016)- tiene una autonomía de siete años. Por si ello fuera poco es también resistente al agua.


Cierto que sus funciones son las básicas, no tiene ni siquiera iluminación, y por supuesto, no le busques temporizador ni cronógrafo. Como el Renault 4, que no tiene ABS ni climatizador. Pero son elementos, añadidos, que no entran dentro de su filosofía.

Hay muy pocos modelos en el mercado con tapa de cierre de resina (y caja totalmente en resina, obviamente). Adidas posee uno, el Adidas Sydney, pero su precio es ostentosamente exagerado: cuesta nada menos que 60 €. Más del triple que el F-28W. Y además, el de Adidas tiene tornillos, que son de metal, algo que el de Casio no necesita. Otro de los pocos modelos con cierre de resina que quedan es el SHHORS SH-615, fabricante chino desgraciadamente conocido por sus copias de modelos de Casio. El SH-615 es un modelo "exageradamente" barato (cuesta menos de 5 $, así que puedes imaginarte...), el principal problema es que por ese precio pocas garantías de salubridad (ya ni siquiera estamos hablando de calidad) tendrás si te lo compras.



SHHORS SH-615 (izda.) y Adidas Sydney (drcha.), dos de los poquísimos relojes que, como el Casio F-28, son totalmente de resina. ¡Pero qué diferentes entre sí!

Hubo bastantes modelos de estos F con cajas totalmente de resina, casi todos compartían el mismo módulo, excepto los F30. Los había de múltiples colores y variaciones, como el impactante F-23 que un día trajimos aquí.

Por desgracia, Casio (y todas las otras marcas) han ido abandonando ese concepto, quedando en el mercado sólo este modelo como único testigo de un pasado que probablemente nunca volverá. Y es una lástima, porque es un reloj magnífico, con calendario completo y con un display limpio, claro y fácil de leer. Ahora que todos vuelven la vista hacia los modelos de cajas íntegramente de metal, ¿quién queda que aprecie relojes como éste? No es extraño que cuando se lo descubres a alguien se sorprendan de que existan todavía modelos tan bien realizados y con una filosofía que ha quedado obsoleta, porque choca directamente con la ostentosidad de las modas de smartwatches de ahora. Sí, muy pocos lo entenderían, es un reloj que sólo "da la hora". Ese es el problema: que muchas veces no vemos más allá de nuestros ojos.





| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Una leyenda del low-cost el F-28W, y a pesar de ser integramente resina, hasta la tapa resistente al agua.

En cuanto a funciones, como bien decís muy limitadas, pero con un LCD, aún más logrado que los más conocidos F-91W y W-59, pues incluía el día del mes.

Jokerblue dijo...

Un reloj que saca todo el partido posible en pantalla y un diseño + combinación de colores preciosa. Un reloj de 1986. Maravilloso. De los que tienen un "no se que"...un "alma" especial. Bravo por él.

cachemir dijo...

El problema de ese reloj es que hay que tener muñeca para llevarlo. Quiero decir: muy poca muñeca

cachemir dijo...

El problema de ese reloj es que hay que tener muñeca para llevarlo. Quiero decir: muy poca muñeca

francisco de la vega dijo...

muchachos, alguien sabra por casualidad como sacarle la corona a un casio hda-600 , gracias

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...