¿Existe el purgatorio?

2014-06-08

¿Un Rangeman para las clases bajas?


Tras el lanzamiento del Gulfmaster se podría decir que Casio ya tiene en el mercado todas las variantes y opciones que de sus relojes con sensores suele ofrecer, en este caso, y con este último reloj, ha completado su oferta de los V3. El primero fue el PRW-3000, la variante tope de gama de Pro Trek. En esa misma línea tenemos cubierta la gama media, con los PRG-270, y la oferta ana-digi, con los PRW-6000 y los que saldrán en las próximas semanas PRG-280. En G-Shock tenemos con el V3 el ya conocidísimo Rangeman GW-9400, y el mencionado y recién llegado GWN-1000 "Gulfmaster"como opción analógica.

El siguiente paso obvio sería ahora lanzar el V3 en la gama Outgear, como opción asequible, en un modelo que dejaría atrás la tecnología Tough-Solar por la pila. Ahora bien ¿se atreverá Casio a hacerlo?




Hay varias razones que nos sugieren que podríamos ver un modelo V3 en Outgear, pero también hay muchos motivos en contra. Analicemos cada uno de esos aspectos.

A favor tenemos que los modelos Outgear necesitan urgentemente una actualización, un "empujoncito". Cierto que algunas variantes (como las ana-digi SGW-500 y CPW-500) no llevan mucho tiempo en el mercado, pero ya nacieron obsoletas, con el sensor V2 de mayor consumo que, en un reloj a pilas, es un hándicap mayor que en uno solar. El V3 que es mejor y ofrece mayor autonomía debería ser una tecnología lógica a incorporar en los Outgear. El segundo aspecto a favor de la aparición de una versión V3 en Outgear es el hecho de que Casio ya confesó su intención de potenciar esta línea, ¿y qué mejor forma de hacerlo que con el último sensor y el más avanzado de que disponen?

Los puntos en contra que nos hacen dudar de ver un reloj de esta índole a corto plazo en el mercado son también muchos y de bastante peso, como comprobarás a continuación. El primero de ellos es bastante "filosófico", pero importante, y consiste en el hecho de que Casio no lanza triple sensores en Outgear. Debido a la especialización de esta línea (caza, pesca, orientación, escalada...) Casio divide sus sensores en barómetros, altímetros y brújulas. Así que puede que sí veamos la tecnología V3 en esa gama de Collection, pero como sensores individuales y no como triples sensores en un modelo único tal y como tienen Pro Trek y G-Shock actualmente.

El lanzamiento de un triple sensor V3 en Outgear tiene también la contrapartida de que competiría con G-Shock y Pro Trek, quitándole a Casio suculentas ventas de sus gamas más elitistas, algo que el fabricante nipón, obviamente, no está dispuesto a tolerar. Y esto nos lleva a otro motivo de polémica: el precio. Un Outgear con sensores tiene un precio rompedor si lo comparamos con, por ejemplo, los 300 € que nos cuesta un Rangeman, O los casi 200 € que cuestan los V3 más baratos del momento, los PRG-270 de Pro Trek. En un Outgear el precio no debería superar la barrera psicológica de los cien euros, lo que es incompatible con un V3 cuyos sensores tan miniaturizados son también muy caros.

Lo lógico, por tanto, sería que Casio dividiera esos sensores, separándolos y aprovechando para incorporarles un módulo a pilas. Pero esto lleva su tiempo y tal vez los modelos con V3 aún sean demasiado recientes en el mercado como para compensar hacerlo. Por supuesto tecnológicamente en Casio pueden hacerlo, pero seguramente no sea este el mejor momento en el mercado para comercializarlos. Por todo ello mucho nos tememos que aún tendremos sensores V2 en Outgear para rato o, al menos, para meses.

| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

Mr. Grumpy dijo...

Yo no le veo mucho sentido, quien quiera un módulo V3 que se gaste los cuartos...no creo que le interese a Casio hacerse competencia a sí misma entre gamas.

Mr. Grumpy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr. Grumpy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Torres dijo...

Y miren todos, Casio si que ha sacado un Outgear con triple sensor V3 y a un precio rompedor, con pila y hasta la estética de los Protrek