Los cambios en los tonos estándar de Casio


Cuando el mes pasado tocamos el tema de los colores tradicionales de Casio ya mencionamos algo sobre lo que aquí vamos a tratar, aunque allí ya dijimos que los colores de los modelos base (los que dan inicio a cada modelo y a sus diferentes versiones) eran el azul, el blanco, el amarillo y el rojo. Pero curiosamente en sus últimos modelos ya no es así. Casio ha ido reduciendo la variedad cromática de cada modelo a cambio de añadir más versiones de diferente color que enfaticen mucho más la tonalidad que cada versión lleve. El último modelo en adoptar la variación cromática "de siempre" en Casio fue el W-202 (W-202-1A), y el AE-1200 (AE-1200WH-1A). A partir de ellos las cosas han empezado a cambiar.

El año pasado Casio lanzaba los preciosos W-215, y el modelo inicial, de partida de la serie ("1A") era el W-215H-1A. Este modelo únicamente disponía de dos colores en su estética: el blanco y el amarillo. Más patente aún quedó este cambio cuando hace poco presentó los nuevos AE-1300. Su modelo básico (AE-1300WH-1A) vuelve de nuevo al blanco y al amarillo, usando estas dos únicas tonalidades no solo para sus leyendas, sino también para sus adornos. Casio ha elegido el amarillo y el blanco, curiosamente un color que no estaba presente normalmente en sus otros modelos anteriores (el W-800H-1A, o el mencionado W-202-1A, sin ir más lejos, y también en G-Shock -G-9100, G-9300, GW-9400...-).




Hay que hacer notar que estos cambios no tienen por qué crear precedente, aunque resulte llamativo que Casio haya dejado sus colores habituales por esta gama menos variada, no indica en sí mismo un cambio de actitud. De hecho sus últimos G-Shock (GA-310-1A, PRW-6000-1A...) siguen la estela de sus colores de los últimos años (con los rojos y blancos que se usan también en los W-202 y demás modelos de otras líneas). Pero es llamativo, muy llamativo, que esto no lo haga en sus nuevas variantes, sobre todo siendo el amarillo un color que no poseía un papel tan protagonista desde hace tiempo en sus versiones principales de modelos desde allá los años ochenta, con el F-28 o el F-99. Tampoco es la primera vez que usa el amarillo como color protagonista, en modelos como el W-734 lo usó, pero no en el reloj principal de la gama, sino en la variante específica "9" (que es el número que corresponde a ese color), denominada W-734-9A.

Sea como fuere, el color amarillo como tonalidad principal para una serie de modelos no está mal, y es algo que mucha gente agradece (yo entre ellos, porque los azules usados tradicionalmente en Casio no me gustan demasiado), por lo que ya era hora de que hubiese modelos con una coloración de leyendas tan bonita como es la combinación de los tonos claros blancos y amarillos sobre el habitual fondo negro del reloj.


| Redacción: Zona Casio

3 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Para gustos los colores, nunca mejor dicho. A mi los azules si me gustan, aunque también los amarillos.

La gama cromática del F-91W, me parece perfecta por ejemplo.

Francisco Frivero dijo...

Yo para el AE-1300 elegí el amarillo, que contrasta con la caja negra, el de la foto. En los demás modelos el color lo lleva la caja no los círculos.

Pero vamos, que en esto de los colores, el refrán lo dice todo.


Xavi Huerga dijo...

A mi me gusta más la combinación de colores clásica, gracias a la prominencia del color azul.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...