¿Existe el purgatorio?

2014-04-23

Sometemos al Casio AE-1200 a la prueba de alergia por níquel


Modestia aparte creo que gracias a Zona Casio hay pocas marcas de relojes como Casio que se vean sometidas tan constantemente a tests y pruebas de todo tipo, sobre todo en lo que tiene que ver a nuestra seguridad en el uso diario de nuestro reloj. Ya que, aparte de los estamentos oficiales, muy pocas publicaciones, o ninguna, realizan este tipo de pruebas químicas. Aunque estamos seguro y no tenemos ninguna duda de que los relojes que se venden actualmente -sobre todo de Casio- superan sin dificultad todas las pruebas de degradación y emisiones de níquel, y no infringen por tanto la normativa europea respecto a este metal, a veces queremos ir un paso más allá, y queremos verlo y ser testigos por nuestros propios ojos, comprobando con tests propios, ajenos al fabricante e independientes, ésta realidad.

¿Por qué hemos elegido el Casio AE-1200 en su variante de correa de nylon (AE-1200WHB)? Por una importante razón: porque es uno de los modelos que más presencia de metal posee, en trabilla, en hebilla, y obviamente en la parte posterior de la caja. Esto hacía que fuera un reloj muy interesante para este test, ya que es mucho más proclive que en alguno de esos elementos del reloj tuviera rastros mayores de níquel, sobre todo teniendo en cuenta su atractivo precio (Casio no ha elevado el precio del reloj respecto a sus variantes de correa de resina) a pesar de que esta correa posee más calidad y tiene elementos más resistentes y fiables como trabillas metálicas y hebilla también de metal que los otros nos disponen.



¿Ese abaratamiento de precio podría haber hecho que Casio tuviera menos atención a los detalles, y menos atención también al uso de un acero más contaminado con níquel, o con una presencia mayor de este elemento para asegurarse una mayor resistencia a la corrosión o aprovechamiento de la producción? Pues eso es lo que hemos querido comprobar.

Para realizar el tests del níquel se utilizan peligrosos ácidos químicos, que deben ser tratados y manipulados con la sufiente atención y profesionalidad, por ello hemos contado con el apoyo de Midnight Restore, que han llevado a cabo la prueba. Como veis por los resultados, la presencia de níquel en todos los elementos que se han comprobado es inapreciable. Aprovechando la ocasión se ha comprobado también la tapa trasera de metal que cierra la caja en el modelo estándar de resina (AE-1200WH), dando también resultados muy satisfactorios. Esto nos asegura un reloj más saludable y menos agresivo con nuestra piel. Así, podemos concluir que todos los que compréis y/o usáis el AE-1200 podéis disfrutarlo con mucha mayor tranquilidad.



| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

Peugeot dijo...

Pocas cosas hay tan bien hechas como un Casio