¿Son los STB-1000 lo que la gente quiere?


En lugar de disponer de los sensores en el propio reloj, de la tecnología GPS, de los altímetros, barómetros, termómetros, brújulas, acelerómetros, y muchos otros "etcéteras" de este estilo que aparte de hacer más caro el reloj -y más complejo de reparar en caso de daños- y acortar la vida de su batería de manera brutal, el nuevo STB-1000 toma una dirección diferente, y todas esas funcionalidades las deja que se responsabilice de ellas nuestros smartphones (o cualquier dispositivo parecido, ahora mismo es un smartphone, pero también podría serlo un ordenador portátil, o la propia computadora del automóvil).

El reloj pasa a ser, como en este caso los STB-1000, un simple "enlace", una especie de "repetidor" que simplemente canaliza la información, la ordena de alguna forma, y nos posibilita un acceso más cómodo a la misma. Por ejemplo, mientras corremos, paseamos, o tenemos el móvil lejos de nosotros.



Es algo diferente de lo que normalmente veíamos hasta ahora, pero no se puede negar que es una opción interesante. Por un lado el reloj se transforma en un instrumento muy práctico y, por el otro, no tenemos que preocuparnos a la hora de actualizarle firmware, de cargarle nuevas aplicaciones o de comernos la cabeza con compatibilidades, ya que eso lo hacemos con el smartphone.

Uno de los problemas que no debemos ignorar cuando hablamos de un reloj de muñeca (y, afortunadamente, Casio no lo ha hecho, demostrando su sapiencia en temas de relojería, al contrario que otros fabricantes, que se ponen a diseñar relojes y piensan en todo menos en este aspecto) es su autonomía. Con la cantidad de dispositivos electrónicos que tenemos que recargar diariamente, y con la vida tan activa y móvil que el mundo y la sociedad actual nos obliga en la mayoría de las ocasiones a tener, el disponer de un reloj que no tengas que preocuparte de que te deje colgado o del que no tengas que estar pendiente para enchufarlo a un ordenador es toda una ventaja.


Tal vez uno de los problemas por el que mucha gente es reacia a utilizar este tipo de aparatos con conectividad Bluetooth sea precisamente ése: las ondas de radio Bluetooth. Temen llevar a sus vidas un dispositivo que emita más señales aún por su cuerpo. Desgraciadamente, aunque nosotros huyamos de ellos y no queramos usarlos, prefiriendo tener nuestro ambiente limpio de campos electromagnéticos, querámoslo o no estaremos rodeados por ellos. Si no somos nosotros serán nuestros vecinos, o nuestros compañeros de trabajo o el comercio a pie de calle quienes nos invadan con sus wi-fi, con sus ondas GSM y UMTS, con sus Bluetooth y con sus emisiones por microondas. Es imposible escapar de ello, a no ser que nos refugiemos en lo más alejado de los montes, opción utópica para la mayoría de nosotros.

Quizá sólo el tiempo nos podrá decir si son los Casio STB-1000 lo que la gente quiere. En teoría, este tipo de relojes los deberían aprovechar los jóvenes que salen a practicar su deporte favorito al aire libre, pero también los adolescentes y niños, que pueden manejar su reproductor de música desde el reloj con comodidad, y que siempre son bastante proclives a utilizar las novedades de este tipo. Por desgracia, los casi 200 € que cuestan los relojes G-Shock con Bluetooth ha hecho que esto no sea así a día de hoy, o, al menos, que no se haya popularizado tanto como para resultar significativo su uso en esos ambientes y por esos usuarios. Por ese precio, la mayoría de los adolescentes y/o niños prefieren decantarse por relojes con sensores propios y quizá más radicales, como los G-9300 o modelos Gulfman y G-Lide con gráficos lunares y de mareas. Pero todo es empezar, y los smartwatches sólo acaban de aterrizar en el mercado.


Honestamente creo que la apuesta de Casio con el STB-1000 es acertada. No tiene el aspecto de un Smartwatch, pero sin embargo puede hacer muchas de las cosas que los Smartwatches pueden hacer y, encima, sin perder toda la funcionalidad de un reloj Casio y con una autonomía incomparablemente mayor que sus rivales. Además, tiene aspecto de reloj "de verdad", y no de "caja cuadrada de metacrilato" como tienen todos los Smartwatches aparecidos hasta hoy. Ahora bien, ¿serán los potenciales clientes lo suficientemente avispados e inteligentes como para tener en cuenta estas virtudes y diferencias? ¿Sabrán darle el suficiente valor a por qué Casio usa dígitos LCD "de siempre" y displays dot matrix, o se dejarán llevar por los Amoleds, los tinta electrónica, los... "colores" vistosos, pero que en la muñeca apenas se ven y que son muy poco útiles?

Creo que se abre un escenario bastante cruento. La batalla va a ser dura. Os invitamos a presenciarla. A ver quien besa la lona primero.




| Redacción: Zona Casio

7 comentarios:

Francisco Frivero dijo...

Ese es el verdadero problema para este reloj, que los potenciales clientes no se den cuenta de las diferencias de este bluetooth con los demás, porque eso se traduciría en ventas y mientras más ventas, mayor desarrollo e interés de Casio por este tipo de reloj, e incluso podría abaratarse (que es lo que muchos esperamos).

Pero para eso es necesario que los responsables de marketing y/o publicidad de Casio sean conscientes de esto y tomen las medidas oportunas, mediante campañas publicitarias u otros métodos alternativos.

Si el reloj se vendiera bien, incluso Casio invertiría más en su desarrollo y podría, por que nó, intentar incorporar alimentación solar a estos relojes (sé que actualmente es complicado).

Esperemos que la cosa salga bien...

cachemir dijo...

Como reloj es muy bonito, la pila es gigantesca, pero el unico problema que le veo es que solo funcione con iphone. Si no fuera asi muchos se lo comprarian.

Jokerblue dijo...

Mi opinión (saliendome de la línea de opinión de Casio) es que ha llegado la hora de la revolución LCD de Casio. La batalla contra los smartwatches la va a perder. Hay que evolucionar hacia otra visualización. Creo que ha llegado la hora que que el LCD de siempre de Casio "evolucione" hacia el modelo "tablet".

Elmer Homero dijo...

Yo no se si sea lo que quiere la gente, pero francamente no es lo que quiero yo. Para ser tecnología prototípica esta bien, me basta con recordar cuan limitados eran los primeros relojes digitales. En ese tenor, es emocionante estar presenciando el nacimiento e una era. Sin embargo, es mi opinión que las limitaciones actuales son bastantes chocantes, porque cambiar la canción o leer el encabezado de un mail son tan solo curiosidades sin mucho interés practico; amen de que el display lcd se esta quedando excesivamente anticuado. Estoy convencido que como cabeza de playa, ambos relojes son correctos, pero falta mucho antes de que casio se convierta, como lo fue en los ochentas, en el si o si de la técnica relojera

guti.bitacoras.com dijo...

Coincido con lo dicho por Jokerblue. Casio lleva más de 20 años sin verdaderas innovaciones.

Toca apostar por otra cosa, ya sea OLED, tinta electrónica o lo que sea, como hace Seiko, y así ir ganando experiencia, porque sino, la guerra con los Smartwatches será muy dura.

Francisco Frivero dijo...

Siento discrepar de algunos. Como he comentado aquí otras veces, creo que el reloj de toda la vida tiene su sitio y los smartxxxx el suyo, sin que tengan que ser incompatibles. Y no creo que el smartwatch llegue a sustituir completamente al Reloj Reloj, aunque si le quitará una parcela de usuarios.

Y ojo, no soy ningún antiguo. Como anécdota diré, que mi casa está tan llena de tecnología, que mucha gente, y en distintas ocasiones, cuando han entrado me han comentado que "...parece la NASA", sobre todo cuando entran a mi despacho.

Eso sí, los relojes tienen que renovarse, con innovaciones como la del Bluetooth u otras que estén por llegar, pero nunca (en mi opinión) podrá sustituir una pantallita de 3x3 a nuestros "pedazos" de móbiles. Creo que siempre habrá gente como yo, a la que le seguirá gustando tener el móbil en el bolsillo para muchas coas y el reloj-reloj en la muñeca para otras.

Francisco Frivero dijo...

Perdón por la falta de ortografía. Móvil es con "v". Con tanto inglés... (en inglés: mobile)

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...