El reloj más bonito de Casio


Cuando el pasado mes de agosto nuestro diseñador, Reflejo, empezó a trabajar con la cabecera de Zona Casio para la temporada 2014, y teniendo en cuenta que iba a ser una imagen que apenas variaría muy poco a lo largo de la temporada (al contrario de lo que ocurrió en 2013, motivado por el 30 aniversario de G-Shock y para lo cual pensamos que sería buena idea dar a conocer algunos de sus modelos trayéndolos a la "home" del blog), nos vimos en la compleja tesitura de decidir qué modelos de Casio serían dignos (y tuvieran el suficiente peso) de ser nuestra imagen central durante tanto tiempo. Algo muy difícil, si tenemos en cuenta la gran variedad de relojes que hay en Casio.

La cabecera de una publicación es muy importante, ya que Internet es un medio eminentemente gráfico (mucho más que las publicaciones en papel), y la cabecera es "nuestra seña de identidad", lo primero que ven nuestros visitantes. Lo que nos hace al primer vistazo "reconocibles". En nuestro caso debía tener unas medidas contenidas, de carga rápida y que incluyese el texto básico, como nuestras direcciones y, obviamente, el nombre del blog (realizado con la misma tipografía de la marca Casio, una tipografía que no se comercializa y que tuvimos que hacer expresamente para el blog). Pero, ¿qué modelo elegir como nuestro "abanderado"?



Cualquier otra publicación (y a los hechos me remito, solo hay que darse un paseo por los blogs y/o revistas de relojería para verlo) hubiera elegido el modelo más caro y exclusivo de Casio, el más inalcanzable. Pero en nuestro caso nos decantamos por el más humilde y cercano W-215. Elegir el W-215 fue una decisión personal mía. Quería un reloj que representara todo lo que significa Casio: modelos asequibles para todo el mundo, actuales y también que tuviera un nexo de unión entre el pasado de la marca y su futuro. Quería un modelo que, al verlo, cualquiera pudiera comprárselo, pero que a la vez tuviera un diseño eminentemente "Casio". El W-215 cumple perfectamente esas premisas.

El otro modelo elegido para acompañarle fue el último Pro Trek (PRW-3000) por contener la tecnología más puntera de Casio y representar a una de las marcas más valoradas en el mercado. Por supuesto, había que tener a un representante de G-Shock, y pusimos el GB-5600 porque es, a mi entender, el más innovador de la marca, que continúa su línea de diseños clásicos con las funciones más vanguardistas. El hecho de no incluir también a modelos Edifice o analógicos responde simplemente a motivos de espacio sin más.


Ahora bien, ¿por qué el W-215 es el modelo más bonito de Casio, a nuestro entender? Bueno, antes de nada sabeis de sobra que sobre gustos no hay nada escrito, y cada cual tiene los suyos que no tienen por qué coincidir con los de los demás. Pero pienso que el W-215 tiene motivos y razones suficientes para ganarse con múltiples argumentos el ser "la estrella de las pasarelas" de los modelos de Casio. Os diré algunos de ellos.

En primer lugar se trata de un modelo que toma el molde y la imagen de los más estilizados y equilibrados de Casio: los HD de los ochenta. Unos relojes bien proporcionados, con la forma genuina de lo que todos entendemos por un reloj digital: diseño levemente rectangular, robusta caja, guardas bien visibles y botones con una salida en diagonal bastante notoria. Un cristal plano y una patente continuidad entre el reloj y la caja, que forma un conjunto "todo en uno", muy compacto y estéticamente muy agradable de ver. Un reloj, en suma, con unas proporciones y un diseño que es casi una obra de arte. Para disfrutar.


Sobre su módulo, no lo juzgaremos (ya lo hicimos en su día), todos sabemos que Casio hubiera hecho bien si le hubiese realizado un módulo nuevo desde cero (el reloj se lo merecía). Mejor aún: si no le hubiese realizado ninguno, solamente con adaptar a sus dimensiones el del DW-260 de los ochenta. Pero en un tiempo de ajustes como los que estamos viviendo es difícil conseguir que una multinacional invierta en estas cosas por algo que no aporta dinero, tan solo por simple añoranza.

Por supuesto, hay modelos muy bonitos de G-Shock y Edifice, pero a mí me sigue costando ver bonito a un reloj digital que tiene una caja redonda. No quiero decir que sean feos (tampoco es eso), sino que las formas, segmentos y disposiciones de los dígitos LCD se adaptan mejor a las cajas cuadradas. Las cajas redondas siguen siendo mucho más sugerentes y agradables visualmente cuando el reloj es analógico, con agujas que se desplazan en círculo.


Pero sea como fuere, la belleza de un reloj no es algo que se pueda medir ni se reduzca simplemente a la forma y proporciones de su caja, es todo el conjunto, múltiples aspectos que incluyen también la comodidad de uso y la seducción genérica de sus formas lo que hace que un reloj resulte casi en una pieza de museo. En un instrumento que no solamente necesites usar, sino que te agrade llevar.

Y tener todo eso en un modelo de los básicos de Casio es, claramente, digno de reseñar.



| Redacción: Zona Casio

2 comentarios:

Mr. Grumpy dijo...

Pues sí que es bonito sí...otro que me parece precioso a la par que sencillo es el W-202 en todas sus variantes (metalalizadas y en PVD)

Peugeot dijo...

Estoy de acuerdo con Mr. Grumpy, aunque creo que el W-215 es "mucho más reloj", más varonil. Si el W-215 tuviera el módulo del 202 (con los dígitos más grandes, porque el W215 tiene espacio) sería una pasada.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

Nuevos Casio Edifice EFV-540

No sé por qué Casio últimamente no pone todas las novedades en su sitio de novedades (valga la redundancia) de sus webs, el cual está preci...