¿En qué otras ocasiones Casio se vio obligada a actualizar sus relojes?


Curioso el debate que se abrió en Zona Casio respecto a la última actualización de los modelos GB-6900 (versión "B"), al ser algo realmente muy llamativo en Casio. Por eso, nos hemos preguntado: ¿cuándo ocurrió algo así? Si es que ocurrió alguna vez, porque los relojes digitales de Casio, a diferencia de otros dispositivos electrónicos como reproductores de música, periféricos de ordenador y similares aparatos electrónicos, no pueden actualizarse tan fácilmente. De hecho, ni siquiera sus firmwares están preparados para ello. Así que, cuando se ven en la necesidad de hacerlo, no les queda más remedio que adoptar alguna de estas soluciones:

- Postponer su salida al mercado (en Casio se han dado varios casos, algunas veces por detectar errores, y en otras por causas de fuerza mayor como catástrofes naturales).
- Retirar su producto de las tiendas (esto es algo que, por fortuna, en Casio no ha sucedido nunca).
- Lanzar un nuevo reloj al completo (como en esta ocasión ocurre con el GB-6900B).

Curiosamente de los modelos que han sufrido mayores actualizaciones han sido los Data Bank de calculadora. Desde aquellos primeros modelos que incluso eran resistentes al agua, y con una imagen casi de ciencia-ficción, hasta los más actuales que poseen un diseño mucho más estilizado, como los DBC-32. Principalmente se actualizaban para modificar su banco de datos, su calendario, o incluso su display (incluyendo en los últimos dot matrix) o los colores de sus filtros polarizadores. Eso ha hecho que vayamos teniendo innumerables versiones de modelos mejorados o actualizados a nuestro tiempo.



Otro ejemplo de actualización sin cambio de diseño fue el realizado sobre el popular G-Shock DW-5600, con el fin de actualizar su calendario automático, una actualización casi obligada.

Pero sin duda el ejemplo más notable de actualización con un cambio de estilo exterior (como ha ocurrido en los GB-6900B) lo hemos visto en el F-201. Inicialmente este modelo se presentó con el típico módulo de los "F", sin funciones como la del temporizador. Pero en el año 2009 Casio lanzó una segunda versión, con un frontal ligeramente diferente (aquí hablamos de ello e incluso lo comparamos) logrando uno de los mejores módulos de Casio (y, por ende, el mejor módulo de las F-series): el F-201W"A".

Por lo tanto se puede concluir que las actualizaciones de modelos de relojes digitales son una buena alternativa para mejorar sustancialmente diseños y acabados de relojes, añadiéndoles también nueva funcionalidad. Obviamente, no es algo que agrade a los consumidores, porque la mayoría de nosotros queremos tener la seguridad que el modelo que nos hemos comprado no va a sufrir variaciones que disminuyan el valor (o las prestaciones), y que se mantendrá invariable a lo largo de su vida comercial. Pero en este mundo no hay nada seguro. Los relojes tampoco.







| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

  1. Como me gusta ese reloj, es muy útil, tuve uno cuando joven. Lastima que no era a prueba de agua, y la serigrafía se borro en menos de un año, por el constante uso que le di. Por el teclado era muy fácil su configuración o guardar datos en el.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...