Equivalencias


Cuando el tiempo pasa hay modelos que permanecen, que resisten el paso de los años, y que se quedan en un lugar privilegiado en el subconsciente colectivo. Modelos de relojes, pero también de otro tipo. Por ejemplo los automóviles. Formas y estilos de épocas pasadas son aprovechados hoy para que firmas automovilísticas actualicen su gama, presentando nuevos modelos que les reportan enormes beneficios. Ahí están, por ejemplo, los Mini (inspirados en los propios Mini), o los Fiat 500 (tomando como base de diseño los Fiat 500 de los años 50 y 60, y los Seat 600). Podríamos nombrar también al Renault 5 y Supercinco, o el Volkswagen Beetle. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, y en el mundo del diseño (y de los éxitos de ventas) parece cumplirse. Ocurre también en el cine ("Un trabajo en Italia", "Total recall", "Death Race"...), donde incluso se ha formado un género con su propia denominación: remake.

¿Y en el mundo de la relojería? Pues también. Aunque en los relojes es más complicado, porque hay que tener dos cosas: una historia, y una identidad. Por eso, muchas marcas sin historia (y tal vez sin lo otro también) en lugar de hacer "reediciones" o actualizaciones de sus antiguos productos, lo que hacen son los llamados "homenaje". Relojes famosos y/o de renombre de otras marcas.



Puede que tengas historia, como algunos fabricantes de relojes, pero no tengas un modelo muy famoso, definido, o identificativo. En éste caso lo único que queda es suplir con publicidad y marketing lo que la historia (y los clientes) no te han dado.

Otras marcas, sin embargo, tienen todo eso, y por ello no hace falta presentación ninguna. De hecho el reloj se vende y se presenta solo. Un buen ejemplo de marcas así es Casio, donde sus relojes son tan personales y genuinos, que al primer golpe de vista los identificas.


Aprovechando el tirón de las ventas de relojes "vintage", el fabricante japonés ha decidido regalarnos la vista (y alegrarnos el alma) con reediciones de modelos del pasado, tomando sus formas (o inspirándose en ellas), aunque, obviamente, su interior y especificaciones -al igual que ocurre con los automóviles- sea hoy en día bastante diferente. Bien por obligación, necesidad, o por simples cuestiones de mercado.

Todo empezó cuando Casio comenzó a vender sus modelos "de siempre", los relojes sin cambios, como los F-91, W-59, A158, A163... Es entonces cuando alguien en Casio tuvo la feliz idea de ir "más allá", y coger la caja de muchos de los modelos de los ochenta que ya no se producen, y llevarlas al futuro, traerlas a la actualidad. Rescatarlas del olvido. Así, gracias a ello tenemos ahora los W-215, B640, LA680... Esperemos que aún queden más por llegar. La historia de Casio es muy rica, y más aún en los ochenta, donde tenían modelos para todos los gustos y con multitud de especificaciones.


Estos son, por el momento, algunos de los principales modelos "traídos del pasado", con cajas pulcras y nuevecitas, y, además, muy asequibles. Un pedazo de la historia de Casio reeditada. Un auténtico disfrute para los sentidos.

| Redacción: Zona Casio

10 comentarios:

  1. Gran artículo. Comparando las dos filas que relacionais. Me queo conla superior. Uno se da cuanta que con Casio..."Cualquier tiempo pasado fué mejor".

    ResponderEliminar
  2. Me quedo tambien con la fila de arriba.
    Que bonito el DW-200 menudo bicharraco para la epoca!

    ResponderEliminar
  3. Me quedo tambien con la fila de arriba.
    Que bonito el DW-200 menudo bicharraco para la epoca!

    ResponderEliminar
  4. Guti, el DW-200 es para mí uno de los mejores digitales de la historia. En lo personal, estéticamente me gustan otros, pero el DW-200 tiene un módulo bestial. El sonido al pulsar botones, sus prestaciones completísimas incluyendo multialarma, su robusted, su diseño. Creo fírmemente que es muy posiblemente uno de los mejores digitales de la historia. O el mejor.

    ResponderEliminar
  5. He estado un par de días fuera (de mi ciudad) con motivo de la boda de un familiar. La boda era informal y yo llevaba en esta ocasión mi G-Shock blanco, que podrá gustar o no, pero de lo que no hay duda es que llama mucho la atención (aunque no era esa mi intención). ¡Estaba cantado!, alguien se interesó por el reloj y surgió el tema de los relojes.

    Eran mesas grandes de 15 comensales, entre los cuales había de todas las edades. Cuento esto al hilo del artículo, por la nostalgia de los antiguos Casios. De los más mayores, casi todos comentaron, o bién que su primer reloj fué un Casio, o bien que hace tiempo tuvieron un Casio, pero lo decían (eso se nota) con nostalgia. Tenían buenos recuerdos de ese reloj, que cada uno intentaba describir. Uno de ellos todavía lo tenía, era un reloj analógico, que me recordó un poco al "reloj del Papa" (véase el artículo con ese nombre nombre publicado en este blog). Aparte de ese y el mío, sólo uno, joven, llevaba otro Casio, era un GA-200.

    Con esto me he dado cuenta, y esta vez "en vivo", que Casio ha dejado huella en el mundo de los relojes. Es raro preguntarle a alguna persona mayor, y no tan mayor, por sus relojes, y que no te nombren Casio.

    Puede que "cualquier tiempo pasado fuera mejor", pero también se ha de tener en cuenta esa otra frase tan famosa: "renovarse o morir", que es lo que está haciendo Casio, tal como se dice en los dos últimos párrafos del artículo, rescatando algunos modelos antiguos que tuvieron éxito, actualizándolos y trayéndolos de nuevo.

    Pero sobre todo me quedo con lo dicho en el cuarto párrafo. Es tan contundente como cierto.

    Fco. Fdez. Rivero

    ResponderEliminar
  6. El problema del DW200, para mí, es que si no recuerdo mal no se le podian desactivar el sonido de los botones, algo que para mi es imprescindible.

    Antes las líneas fuertes eran esas, y hoy las líneas fuertes son g-shock y edifice, principalmente. Como dice Francisco, hay que renovarse. A pesar de ello los últimos lanzamientos (AE1200, W215...) me parecen un gran acierto, porque hace que la gente conozca la historia de esos relojes de antaño.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente Peugeot, las prioridades de antes y las de hoy han cambiado, por eso hay cosas que hay que cambiar, como el detalle que comentas, que hoy es importante (en eso estoy de acuerdo contigo), pero que antes tal vez (no lo sé) no lo fuera tanto.

    ResponderEliminar
  8. Últimamente he observado que la tendencia de las personas a mi alrededor es usar relojes duales, sobre todo los efa-121d-7A, pero en algunas de esas personas he notado que a sus relojes se les ha borrado parte de la serigrafía de su corona con poco tiempo de uso, sera normal? Me gustaría ver en el futuro el concepto de ustedes sobre estos relojes, igualmente sobre los amw-702 y amw-704 se me hacen relojes resistentes pero no he vistió el concepto de ustedes. Gracias

    ResponderEliminar
  9. Sobre la corona tienes razón, pero no pasa en Casio, pasa en todos. El problema de coronas y biseles es que es la zona que sufre más impactos, por lo que se raya o se elimina la pintura fácilmente.
    Aún así, Casio tiene modelos que ni aún pasándole un tanque por encima logras cargártelos. Un ejemplo de esto es el AMW-710. cuando lo tuvimos intentamos dañarle el bisel incluso con una navaja. No hubo manera. Otros modelos que tienen el bisel serigrafiado sufren más, pero ese tiene un bisel indestructible.

    ResponderEliminar
  10. Tiene razón con respecto al AMW-710, yo tengo ese y no es debil en la pintura; por eso se me hizo extraño que al EFA le pasara eso. Lo no deseable del AMW-710 es que tiene su display muy pequeño, dificultándose su consulta, por lo que al verle a la mis amigos el EFA-121D-7A y el AMW-702-7A, ví que en ese aspecto es un poco mas visibles y estaba pensando en adquirir alguno de ellos. Igualmente tienen una ventaja de que son metálicos, totalmente.

    ResponderEliminar

Última entrada

La última campaña de G-Shock tiene como objetivo a los ejecutivos

Conquistado el mercado juvenil del rap, bmx o surf, con modelos como los GA-100 , GA-110 o los GA-800 ; conquistado el mercado profesional...