Los "carbonero" y la independencia de las mujeres


Hace ya bastante tiempo escribí un post sobre los modelos femeninos de la gama básica de Casio, y cómo eran despreciados por muchas de las mujeres para las cuales, precisamente, Casio los había pensado. Hubo cierta polémica e incluso me dijeron que las mujeres podían ponerse lo que quisieran. Por supuesto. De la misma forma que un hombre puede llevar un Baby-G, y no pasa nada. Pero no es esa la cuestión. Vayamos al fondo del asunto.

La razón de "los carbonero" es otra. Las responsables de su difusión fueron muchas de las editoras de esos blogs de estilismo y moda, que suelen hacer artículos con fotografías de ropa que se han comprado, y que tienen cientos de miles de seguidoras. Carbonero (la presentadora, y a quienes estos relojes deben su apodo) les dio el empujoncito final, de manera que fue aparecer ella en televisión con su Casio A158, y al instante irse corriendo las chicas a las tiendas para comprárselo.



Fue tal su éxito que casi obligó a Casio a cambiarle la denominación de estos relojes, y pasaron de ser netamente masculinos, a convertirse ahora en los llamados modelos "unisex". Un palabro que es más bien una excusa para que nadie pueda decirle a una chica que lleva un reloj de hombre. Pero en los inicios de Casio no fue así, y los llamados relojes "unisex" de ahora, los Fx y Ax, eran los modelos deportivos y/o de vestir de caballero. Luego aparecían las versiones "ladies", que sí, eran ya los relojes de chica. Pero las gamas estaban muy diferenciadas, no como ahora que, por técnicas de marketing, han pasado a difuminarse tanto.

Las mujeres siempre lo han tenido difícil para ocupar sus puestos en la sociedad, históricamente tan machista, occidental. Aunque todo eso ya está bastante superado (no obstante aún quedan puestos donde la mujer apenas tiene una presencia testimonial, como los directivos), hasta hace relativamente poco tiempo no era así.


Eso ha hecho que muchas mujeres adopten costumbres y roles muy ligados a lo masculino, como los relojes. Sirva una pequeña muestra de ejemplo: ¿qué hombres con modelos de Baby-G habéis visto? En todos mis años de andar entre relojes y relojerías, no he visto ni uno sólo. Sin embargo sí veo habitualmente varoniles modelos de G-Shock en minúsculas muñecas de féminas. Repito que eso no es bueno ni malo, es sólo un ejemplo, y es lo que hay.

Pero, como decía anteriormente, por fortuna para la mujer las cosas han cambiado. Incluso hay fabricantes de coches (el Nissan Micra o el Mini, sin ir más lejos) que confiesan haber hecho sus modelos para satisfacer los gustos de las mujeres. Algo muy diferente a lo que ocurría antes (y algo impensable hace tiempo). Durante los años cincuenta y sesenta (y también en algunas partes en los setenta) la gente se escandalizaba si veía conducir a una mujer. En los pueblos era todo un acontecimiento, y los más viejos que se pasaban las tardes al sol se quedaban petrificados si ante ellos pasaba una mujer conduciendo. Eran tiempos donde se popularizaron refranes tan machistas como "mujer al volante, peligro constante". E incluso en más de una revista y diario supuestamente "serio" se llegaron a publicar sesudos reportajes analizando si la mujer era física y mentalmente capaz de conducir.


Las mujeres no han tenido muchas facilidades en esta sociedad, ciertamente, pero no las ayuda en nada intentar demostrar lo que valen negando (o escondiendo) sus virtudes y diferencias adoptando el estilo de los hombres (como en los relojes), porque con eso se equivocan completamente.

Quizá sea un efecto secundario de haber pasado años y años intentando demostrar que pueden hacer lo mismo que un hombre. Y buena culpa de toda esta deficiencia, de toda esta falta de personalidad de la imagen femenina, la tienen los medios de comunicación. Aún recuerdo la sorpresa que causó, con amplios reportajes en revistas, las primeras mujeres Guardia Civiles. O las primeras niñas en cantar la Lotería de Navidad. Sin olvidar tampoco los ríos de tinta que hicieron correr las primeras mujeres mineras, las primeras policías o las primeras taxistas. Todos estos esfuerzos han llevado a que algunas de ellas sean terribemente competitivas, pero a que otras muchas se sientan en cierta forma "acobardadas" por el ímpetu y la presencia arrebatadora de sus congéneras.


Siempre que menciono esto viene a mi memoria cuando trabajé en una gran institución. Yo estaba en la plantilla de limpieza, y para ellas ver que un chico pudiera limpiar las sacaba de quicio. No podían tolerarlo. Y esto (que no ocurrió hace muchos años) deja bien claro esa dualidad que existe hoy en muchas mujeres. Entre las que combaten de tú a tú defendiendo sus puestos intentanto labrarse un futuro, sin perder su forma de ser ni su identidad por el camino. Estas son las mujeres que visten Sheen y Baby-G. Y luego están las otras. Las que no han asimilado aún ese cambio. Las que quisieran seguir lavando, fregando y cocinando para su esposo. Esto es: las que diluyen su identidad bajo la voluntad de los hombres. Y éstas son las de los "carboneros".

Por todo ello, no es extraño que aventureras y chicas que son auténticas luchadoras, como Tere Abumohor o Claudia Maccioni Jarque, lleven relojes de chica "de verdad", auténticos relojes de mujer. Mientras que Sara Carbonero me recuerda a aquéllas otras chicas que en los años veinte se vestían de hombre para engatusar a los clientes en los cabarets bailando, cantando, y meciéndose en los brazos de los rudos hombres para animarles a beber más y más. Algunas de ellas luciendo incluso relojes de bolsillo. De hombre, por supuesto.

| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

  1. Que gran reportaje, pero te van a llover criticas por todos lados. me voy a por palomitas y cojo sitio.

    Yo no se si es casualidad o no, pero las únicas mujeres que conozco que llevan relojes carbonero son marimachos. No se si es indicativo de algo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Un carbonero? Por favor, no, quitad eso de mi vista!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. unisex es una palabra muy fea. Es como decir: "reloj para hermafroditas". Esta claro que los B640 no son unisex, son claramente relojes para chicos, pero para que se los compren también las mujeres Casio los llama unisex.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...