De esto hablamos


Cuando ayer publicamos la información sobre el GA-300 de G-Shock x Maison Martin Margiela, la imagen acababa de aparecer y prácticamente no pudimos ver más. Hoy ya sabemos que el modelo de la imagen sobre el soporte metálico no era tal (es decir, no era un soporte), sino que es un brazalete que se vende con el reloj, formando un conjunto. Cuando lo he visto me he quedado un poco sorprendido de hasta dónde es capaz de llegar G-Shock, y es de ésto, precisamente de ésto, de lo que hablamos cuando nos referimos que a veces es como si G-Shock estuviera perdiendo parte de su identidad. Porque hemos visto colaboraciones y colores de G-Shock de todos los gustos y para todos los colores, pero añadirle elementos de bisutería de una forma "oficial" (porque esta es una colaboración oficial) como si de un Sheen se tratase, creo que se desvía bastante de la idea que muchos tenemos (y defendemos) de G-Shock.

Me quedo asustado cuando me imagino a un "chicarrón" de esos que a veces ponían en los anuncios G-Shock, lleno de barro y de suciedad hasta la cabeza, con un reloj brillante y de brazalete...



Hace pocos días también comentábamos que pareciera que Casio cada vez está difuminando más sus líneas. Si G-Shock se convierte ahora, y este "Maison" es una buena prueba de ello, en producto de moda y bisutería, tenemos a Edifice, que es la marca a la que mejor se le podría unir a este tipo de brazaletes, usando en sus ERA "artilugios" propios de G-Shock, o a Pro Trek, con recubrimiento irrayable de carburo de titanio (algo que G-Shock, dicho sea de paso, y por raro que parezca, no ha estrenado aún). Y eso sin contar que los brazaletes mixtos superligeros los estrenó Sheen y sólo hace poco tiempo que pasaron a G-Shock.

En los noventa no hubiera ocurrido eso, seguramente. El carburo de titanio lo hubiera estrenado un MR-G, y los brazaletes de resina refinada (los populares "FC") hubieran llegado a G-Shock mucho antes que a cualquier otro producto de Casio. Y encima ahora vemos ésto.


Por eso, no es extraño que, si nos damos una vuelta por las cuentas de G-Shock de Facebook, muchos de sus clientes y de los que hacen "me gusta" en sus botones son chavalinos (con todos los respetos, por supuesto, faltaría más) y no "hombres curtidos". Chiquillos que andan sobre monopatines y bicicletas BMX, y no currantes con los brazos quemados por el sol o manejando todo tipo de herramientas de taller. No queremos con esto aparentar que vamos contra ello, ¡faltaría más! Y, además, no es nuestra intención poner en duda aquí -este blog no esta para eso- la política de marketing de Casio. Pero sí les rogaríamos que por favor, ¡por favor!, se acuerden algo más de todo ese "montonazo" de gente que no les sigue por su glamour, ni porque sea una marca de productos de belleza, sino por sus fundamentos, ¡por su resistencia y por su fuerte personalidad!

Eso sí, el brazalete de este Maison Martin Margiela GA-300, por fortuna, puedes quitártelo. Me imagino que es sólo una muestra de diseño, de esas tantas que últimamente (y sobre todo desde el 25 aniversario hasta ahora) le ha dado por patrocinar Casio para sus G-Shock. Pero aún G-Shock sigue patrocinando deportes extremos, y eso por lo menos es un consuelo. No todo está perdido.

Para que nos resarcamos, terminamos con una imagen de lo que sí quisiéramos ver en G-Shock, de la imagen que para nosotros sí es G-Shock. Nada de brazaletes, ni medias tintas, ni brillos superfluos cargados de glamour. Realidad directa, contante y sonante. Miquel Silvestre ayer con su G-9300. G-Shock en estado puro.


| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

¡sopas don Cuco! dijo...

Supongo que g shock se esta convirtiendo en un simil se swatch. No se que pensar, sinceramente, habida cuenta de todo lo que swatch significó y aún significa para su industria. Con todos esos diseños colorinches y todo ese marketing dirijido a niños pijos, tan solo me queda rogarle al cielo que no se pierda la única linea de relojes realmente a prueba de todo que existe.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...