Destripando un G-Shock hasta el máximo nivel


Un forero habitual del foro italiano Orologi ha llevado a cabo un profundo proceso de restauración de su modelo G-Shock, en concreto un DW-9400, y ha tenido la feliz idea de ir fotografiando todo el proceso. Desde la rehidratación de juntas y de la impermeabilidad de los botones, hasta la reconstrucción con pasta de dentista de la resina (es algo cara, pero útil si nos dedicamos a estas cosas; se puede conseguir en tiendas especializadas). Dicha resina se aplica humedecida, como si fuera una plastilina, y se deja solidificar. Pasado un tiempo nos encontraremos con una capa endurecida. Se puede adquirir también de diferentes colores.

Luego hace un repaso al módulo, desarmándolo por completo sobre una manta antiestática (nadie debería hacer este tipo de bricolaje sin poseer de un elemento antiestático de soporte, dicho sea de paso), y en el que podemos ver las diferentes piezas que componen la electrónica del reloj, entre ellas, el sensor de temperatura.



El circuito pasa por un proceso de limpieza con alcohol isopropílico, y los conectores son limpiados con un limpiador de fibra de vidrio para mejorar la conductividad eléctrica. Tras volver a ensamblarlo, atornilla la tapa trasera en "x" tal como ya os mencionamos aquí varias veces.

Realmente es un artículo muy interesante y ameno, y, aunque desconozcas el italiano, por las fotos puedes guiarte fácilmente en el proceso. Tienes el enlace al mismo en el principio de este post.





| Redacción: Zona Casio

1 comentario:

Anónimo dijo...

impresionante lo que ha hecho el chaval. Yo ni me atrevería

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

Nuevos Casio Edifice EFV-540

No sé por qué Casio últimamente no pone todas las novedades en su sitio de novedades (valga la redundancia) de sus webs, el cual está preci...