Diferencias entre acero inoxidable, galvanización y PVD (ion plated)


En este artículo vamos a tratar de despejar las dudas acerca de varios de los compuestos de metal que podemos encontrarnos habitualmente a la hora de mirar las características de nuestros relojes Casio. Aparte de las conocidas cajas de resina y titanio, muy habitualmente veremos que muchos relojes son de acero inoxidable y "plateado de iones" ("ion plated", o más conocido como PVD).

Muchas de las cajas más comunes de Casio (dejando a un lado las de resina) están realizadas en acero inoxidable o en PVD. Esto último en Casio nos aparecerá como "ion plated". Pero comencemos por el acero inoxidable: este metal es una aleación de hierro con una pequeña cantidad de carbono, para ser inoxidable (o resistente a la oxidación, que sería la definición más adecuada) se le añade cromo (como mínimo, el 12% para conseguir resistencia al óxido).



Pero esta aleación posee también otros elementos, dependiendo del tipo de acero que usemos: manganeso, azufre, silicio, molibdeno (para dotarle de resistencia), y níquel. Muchos aceros inoxidables, además, tienen capacidades amagnéticas (es decir, que no se magnetizan).

Desde el año 2008, todos los aceros inoxidables utilizados en joyería y relojería deben cumplir una norma de seguridad para evitar problemas de salud, recogida en la REACH Regulation. Esta norma especifica que la liberación de níquel (el metal, como cualquier otro, va liberando elementos en su uso diario por diversas circunstancias, por ejemplo, por abrasión y por efecto ambiental) de este metal en contacto con la piel ha de ser igual o inferior a 0,5 microgramos por centímetro cuadrado a la semana. El motivo es que el níquel es un compuesto muy dañino para la salud, y podemos absorverlo por la piel, de ahí que todos los relojes construídos en acero inoxidable han de cumplir esta norma y disponer cada uno de ellos de un certificado que lo confirme. De no ser así, el producto no puede venderse (de hecho, en Europa ya se han retirado del mercado varios modelos de relojes de las marcas Fossil y Diesel por no cumplir esta norma de seguridad, en algunos de ellos los test desprendían hasta 1.011 µg/cm² de níquel a la semana).


Los relojes anteriores al año 2008 y, sobre todo, los más antiguos construídos en acero inoxidable, no tenían que cumplir ninguna normativa específica (salvo la que el propio fabricante, por seguridad y salud, quisiera utilizar), y por ello no es recomendable que usemos habitualmente relojes de ese material antiguos, puesto que podremos estar recibiendo dosis masivas de níquel. El níquel puede desencadenar reacciones alérgicas o incluso cáncer (si quieres más información, consulta este enlace).

Hay que señalar, además, aunque sea de paso, que utensilios y componentes de joyería destinados a estar en contacto con el cuerpo de forma más directa (como piercings) han de pasar controles más exhaustivos aún que los de los productos como relojes.

También apuntar que, desde que la normativa está vigente, ningún reloj de la firma Casio ha sido retirado del mercado por este motivo, cumpliendo todos ellos la normativa de salud y seguridad para su uso personal. Es lógico pensar, además, que relojes de Casio, al menos de los años 2000 en adelante, también sean seguros, aunque sobre este aspecto no hay confirmación oficial por parte de Casio sobre cuales son los niveles de exposición al níquel.


Tras esta explicación sobre el acero inoxidable, pasemos ahora a explicar qué es el PVD. El PVD (Phase Vapour Deposition) es una técnica de recubrimiento del metal utilizando un vapor (que puede ser de titanio, cromo, aluminio...), depositándolo en una capa muy fina que se adhiere a la superficie. Todo este proceso se lleva a cabo en una cámara de alto vacío (entre 150º y 500ºC de calor), mediante arco catódico. El recubrimiento (del que se pueden realizar varias capas) tiene grosores de entre 0,8 a 1 micra, y puede utilizarse como recubrimiento estético o/y de protección ante el óxido, el sudor, el desgaste, los arañazos... el agua del mar, etc.

Casio utiliza en muchos de sus relojes cajas cubiertas de paladio (palladium), por ejemplo en sus modelos MTP-1183 (en las imágenes). Esto es así porque el paladio es un metal que resiste la corrosión aun a altas temperaturas, la oxidación y el desgaste. Os sonará también mucho porque es uno de los elementos que se usa para obtener el llamado "oro blanco" (mezcla de paladio y oro, bien solos o con otros elementos).

El paladio es un metal de los llamados nobles, es un metal escaso y caro y que se utiliza también para otras funciones, como para implantes dentales y en catalizadores para los coches. El recubrimiento iónico en los relojes presenta un aspecto plateado que, aunque es de muy poco grosor, es altamente eficaz contra agentes externos. Debemos tener cuidado de no perforar o rayar con utensilios estos relojes, puesto que si les quitamos parte de este recubrimiento, dejaremos al descubierto el metal base (que suele ser acero) y perderemos todas las bondades de la capa por PVD.


Finalmente, el galvanizado es un proceso muy conocido y utilizado en relojería (y joyería en general) desde hace ya muchos años. Como el PVD, es un tipo de revestimiento, pero en este caso se obtiene sumergiendo el reloj ("bañándolo") en un medio químico el cual, por reacciones electroquímicas, se deposita el material (como el oro, caso de que el reloj sea bañado en oro) sobre el metal base, así como otros iones metálicos. La capa obtenida es bastante grueso, llegando incluso hasta las 10 micras (como mínimo), siendo en este caso entonces lo que se denomina un "chapado".

- Resumen.
Podemos encontrar, por lo tanto, tres formas (entre otros componentes metálicos que no hemos tratado aquí) de proteger una caja metálica contra la oxidación y los agentes externos:
- Acero inoxidable.
- Recubrimiento PVD (de titanio, TiAlN -nitruro de titanio y aluminio-, TiCN -cianuro de titanio-, cromo, paladio, etc).
- Galvanización (de oro, plata...).

| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

  1. Anónimo24.11.11

    yo quedo flipado, la cantidad de cosas de las que uno se entera. Estamos rodeados de venenos por todas partes

    ResponderEliminar
  2. Anónimo24.11.11

    Lo mejor es una correa de resina, más barata y fácil, y ale

    ResponderEliminar
  3. Anónimo24.11.11

    Te equivocas respecto ala correa de resina. mira el post sobre el uretano del G-9300 y verás. además, la resina es un plástico que va soltando también muchas sustancis peligrosas y que pueden ocasionar alergias o irritar la piel (casio recomienda que para quien tenga problemas d epiel use pulseras y no correas, así que fíjate).

    Lo mejor en este caso es titanio, pero en casio relojes de titanio de verdad encuentras con los dedos de una mano. Cierto que tienen protrek en titanio, pero los mr-g y protrek (y algunos edifice) además de titanio tienen cubiertas de plástico, así que las gentilezas del titanio se quedan en nada. Relojes totalmente en titanio (caja armis y pulsera integramente) casio tiene muy pocos. Y si mal no recuerdo, todos ellos eran analogicos. Lo se muy bien porque me pasé muchos días buscando uno. Tienen un Edifice íntegramente en titanio (no recuerdo ahora el modelo, lo siento) pero es carísimo, creo que cuesta casi 400 euros.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo24.11.11

    ¿Por qué los fabricantes no nos dicen todas estas cosas y nos informan? ¿Es que tienen algo que esconder? ¿De qué tienen miedo? ¡Esto debería saberlo todo el mundo!

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...